ASHOME y el GOB expresan su inquietud por las consecuencias de la conexión

COINGA inicia las obras para verter en la depuradora de Alaior

La fábrica ha comenzado los trabajos para canalizar las aguas residuales del proceso de fabricación de quesos hacia la red pública de saneamiento

Valorar:
Visto 17 veces
preload

Obras. Zanja junto a la carretera por donde discurrirá la tubería de COINGA para conectarse a la red

06-11-2015

Ángeles M. Obispo    Maó
COINGA ya ha iniciado las obras de canalización para poder verter las aguas residuales del proceso de fabricación de quesos a la depuradora de Alaior ante la inquietud de la patronal hotelera ASHOME y del GOB por las consecuencias negativas para el turismo y el medio ambiente que pudiera tener kilómetros más abajo, en Cala en Porter, donde van a parar las aguas residuales de la depuradora. El coste de las obras de canalización es financiado íntegramente por COINGA y ronda los 150.000 euros. A día de hoy, y hasta que la empresa disponga la conexión definitiva (posiblemente esta primavera) la instalación se beneficia de un permiso provisional para evacuación de aguas mediante el riego a las fincas aledañas.

El nuevo caudal de residuos que la fábrica verterá a la depuradora será de 225 toneladas diarias. No obstante, la gerente de COINGA, Margarita Tudurí, recalca que el "serigot", el suero resultante de la elaboración del queso, muy corrosivo y de mal olor, no llegará nunca a la red pública de saneamiento porque desde hace ya tiempo es concentrado y posteriormente entregado a las fincas asociadas para la alimentación animal.

Plan de emergencia
Por su parte, el alcalde de Alaior, Pau Morlà, destaca además que para evitar posibles riesgos en la red pública, en caso de avería, COINGA dispondrá de un plan de emergencia que consistirá en el bloqueo de la nueva tubería de conexión. De esta forma, las aguas residuales de la fábrica serán vertidas a un depósito con capacidad para albergar algo más de 400 toneladas ubicado en la misma fábrica hasta que se subsane la avería. Morlà matizó, igualmente, que la tubería de COINGA enlazará con la red pública en las inmediaciones de la calle Bon Jesús. "No quisimos que pasara por la estación de bombeo en la zona de los institutos para evitar riesgos. Además la fábrica tendrá su propia bomba de impulsión", indica.
Tanto el GOB como ASHOME observan con preocupación los vertidos que llegarán a la depuradora de Alaior y en consecuencia a Cala en Porter. De hecho, la patronal hotelera, ha recurrido ante los tribunales de Justicia la declaración de interés general aprobada por el Consell mediante la cual se permitió la construcción de la fábrica en una zona rústica, al considerar que es un agravio comparativo respecto a otras empresas que obligatoriamente deben someterse a las restricciones impuestas por el Plan Territorial Insular. Al respecto, insiste en que según la Ley, las edificaciones en rústico deben ser autosuficientes en generación eléctrica y en depuración de aguas. ASHOME entiende, por tanto, que COINGA. debería, tener su propia depuradora y que la modificación de la declaración de interés para que la instalación pueda conectarse a la red de saneamiento pública podría afectar a su normal funcionamiento. La patronal advierte que la depuradora de Alaior podría colapsarse y apunta los precedentes al respecto ocurridos en los años ochenta, cuando vertidos procedentes presuntamente de COINGA llegaron hasta la playa de Cala en Porter. ASHOME advierte que no sólo está en juego el futuro turístico de la zona, sino la imagen general de la Isla.

En el mismo sentido se expresa  el responsable de ordenación del territorio de el GOB, Miquel Camps, quien mantiene sus dudas sobre la capacidad de la depuradora para absorber el incremento de caudal. Al respecto recuerda que el primer informe de la Dirección General de Recursos Hídricos ya alertaba en este sentido. La depuradora sólo podía tratar 40 toneladas diarias y COINGA cuadruplicaba esta cantidad. No obstante, un segundo informe de este mismo organismo aceptó la conexión a la red, el problema, matiza, es que en él no se indicaba si se habían ejecutado las mejoras necesarias en la depuradora. Al respecto, el alcalde de Alaior asevera que las obras de ampliación y mejora ya han finalizado. De hecho, la estación incorpora un tratamiento terciario de depuración que garantiza la eliminación de los nutrientes y puede tratar un caudal medio de 2.500 metros cúbicos por día.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.