La presidenta del PP se reúne con los responsables del comité de empresa

Estaràs reclama a Antich que se implique en el conflicto de Kraft

La responsable popular afirma que el presidente debe comprometerse más dada la trascendencia socioeconómica que el cierre tendría para Menorca

Valorar:
Visto una vez
preload

Más apoyos. El presidente del comité de empresa de Kraft a su salida de la sede del PP en Maó

06-11-2015

Ángeles M. Obispo    Maó
La máxima responsable del Partido Popular en Balears, Rosa Estaràs, reclamó ayer al presidente del Govern, Francesc Antich, que se implique más para evitar el cierre de la planta de Kraft dada la trascendencia y repercusión socioeconómica que para Menorca, y en general para el Archipiélago, podría tener el anunciado desmantelamiento de factoría de la multinacional estadounidense en Maó.

La presidenta del PP hizo estas declaraciones tras la reunión mantenida ayer en Menorca con responsables del comité de empresa de Kraft para analizar la situación laboral de los trabajadores de esta factoría y a quienes transmitió el total apoyo de su formación. "Nos hemos puesto a disposición del comité para respaldar todas las acciones que emprendan encaminadas a mantener la fábrica porque aquí nos jugamos el futuro de todo un pueblo", destacó. En este sentido Estaràs hizo hincapié en el "efecto multiplicador" que podría tener el desmantelamiento de la histórica factoría. "Tendría los mismos efectos que el cierre de una fábrica de 10.000 personas en una ciudad como Barcelona", ejemplificó.

Por este motivo, y aún reconociendo que desde distintos ámbitos se trabaja en el buen camino, Estaràs remarcó que todavía se puede hacer "mucho más" para evitar el cierre. Insistió en que el proceso de negociación entre trabajadores y empresa será largo y difícil y, aunque reiteró que todas las instituciones persiguen el mismo objetivo, expresó su deseo de que no se escatime ningún esfuerzo. Al respecto, anunció que el PP se sumará a todas las iniciativas parlamentarias encaminadas a que la producción de la multinacional se quede en Menorca y exigió al presidente Antich una implicación "personal" en esta cuestión por su repercusión y trascendencia en Menorca y Balears. Asimismo, recordó que la popular Antònia Gener ya ha presentado en el Parlament una proposición no de Ley en la que demanda la implicación conjunta de todas las administraciones y fuerzas políticas para mantener todos los puestos de trabajo de Kraft en Menorca, así como la producción.

"Hay luz al final del túnel"
El presidente del comité de empresa de la multinacional, Antonio Olives, agradeció tras el encuentro el apoyo dado por los populares a todas las acciones emprendidas por los trabajadores. "Existe sintonía y acuerdo en lo fundamental que es hacer ver a Kraft la trascendencia económica y social que la planta tiene en Menorca. En 1992 dijeron que no se irían y ahora deben cumplir sus palabras", señaló. Olives insistió en que la factoría y la marca El Caserío deben permanecer en Menorca porque no existe ninguna razón económica que justifique el cierre. "No han presentado ningún ERE (Expediente de Regulación de Empleo) porque saben que no hay ninguna posibilidad de que se apruebe", recalcó. El presidente del comité de empresa se mostró además convencido de que gracias a la implicación de las administraciones local, autonómica y estatal se podrá alcanzar una solución satisfactoria. "Sabemos que no es fácil, pero no lucharíamos de esta manera si no creyéramos que al final del túnel hay luz", aseveró.

Olives recordó que el próximo día 30 se reunirán en Zurich todos los comités de empresa europeos para abordar los planes de reestructuración de Kraft. También el día 2 de febrero, el comité mantendrá otra reunión en el Ministerio de Trabajo y el 3 y el 4 con la empresa. Además recordó que el Govern se ha comprometido a mantener otro encuentro con la dirección europea de Kraft.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.