SEBIME redefinirá actividades complementarias como la pasarela de moda

Euro-Bijoux reunirá este año a bisuteros y maestros artesanos

La feria internacional, que se celebrará en Maó en mayo, busca nuevos atractivos que la hagan diferenciarse del resto de eventos relacionados

Valorar:
Visto una vez
preload

Acuerdo. Representantes de SEBIME, del Govern y del Consell, hace quince días en Madrid

06-11-2015

O.R.P    Maó
La próxima edición de Euro-Bijoux contará con la presencia de los artesanos de Menorca. Así lo pactaron recientemente la asociación de fabricantes, SEBIME, y los colectivos de artesanos que se dedican al mundo de la moda. Con esta inclusión, los fabricantes de bisutería y complementos esperan dar un nuevo espaldarazo al certamen menorquín para que continúe siendo un referente mundial. Cuanto más fuerte sea la feria de Maó, más cerca se estará de unificar calendarios con los socios italianos del Club-Bi. La primera gran decisión al respecto ha sido eliminar los encuentros de septiembre en Madrid y de Milán en mayo.

El acuerdo para que los artesanos tengan un espacio diferenciado en la feria Euro-Bijoux se plasmó durante la pasada Exposición de Bisutería Española, celebrada en Madrid hace dos semanas. Arropados por los representantes institucionales del Govern y del Consell, así como con el beneplácito de los responsables de la asociación italiana de fabricantes de bisutería, Club-Bi, ambos colectivos reeditarán una vieja colaboración. Años atrás los artesanos, ligados al mundo de la moda y los complementos, ya dispusieron de un expositor propio en Euro-Bijoux.

Para confeccionar la lista de expositores, los responsables de SEBIME tendrán en cuenta a todos aquellos maestros artesanos que se dediquen a la confección de complementos. Así, fabricantes de colgantes, manufactureros del cuero o joyeros tendrán un espacio reservado en la edición primaveral de Euro-Bijoux.

El gran objetivo de esta apuesta es dar un nuevo impulso a la feria insular haciéndola aún más atractiva para el futuro comprador. La feria se transformará en un espacio activo, lejos de la imagen de frío mostrador y, para ello, se está trabajando en redefinir toda la actividad complementaria que hasta la fecha se había diseñado. La pasarela será una de las principales damnificadas en este cambio pues se alejará del espectáculo para convertirse en un centro de demostración del trabajo que hacen los fabricantes de bisutería. En este nuevo rol, las empresas especializadas en componentes cobrarán un mayor protagonismo.

Euro-Bijoux busca diferenciarse del resto de encuentros similares para motivar la presencia de más expositores. La crisis económica global y la gran concentración de ferias a lo largo del año ha acabado por poner en serios aprietos a los fabricantes a la hora de decidir a qué eventos acude. La reducción de costes se ha vuelto imprescindible.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.