La plantilla está fijada en seis médicos pero en la actualidad, de manera estable, trabajan tres

La UCI funciona con normalidad pese al déficit de especialistas

El coordinador del servicio de Medicina Intensiva, Ramón Fernández-Cid, afirma que hay refuerzos para las guardias pero admite que se realiza un "sobreesfuerzo"

Valorar:
Visto 29 veces
preload

Responsable. Ramón Fernández-Cid ayer, en las instalaciones de cuidados intensivos del ?Mateu Orfila?

06-11-2015

F. Saborit     Maó
La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Mateu Orfila, cuya plantilla médica está fijada en seis especialistas, funciona en la actualidad con tres intensivistas y cuatro facultativos que realizan guardias. De los cinco profesionales que trabajan de manera estable en la unidad, uno está exento de las guardias de 24 horas por tener más de 55 años, y dos doctoras están de baja de maternidad desde el pasado día 10, así que los turnos de vigilancia se complementan con otros dos médicos de refuerzo.

La dirección del centro se esfuerza en la búsqueda de especialistas, a través de la Sociedad Científica de Medicina Intensiva, y con la confianza puesta en los nuevos médicos que saldrán formados el próximo mes de junio, cuando concluyan el MIR (Médico Interno Residente). Así lo afirmó ayer el coordinador del servicio de Medicina Intensiva, Ramón Fernández-Cid Bouza, quien declaró que la asistencia continúa, "trabajamos igual que hace seis meses", pese a lo cual admite que dicha situación "no se puede mantener en el tiempo, porque requiere un sobreesfuerzo tremendo y no permite realizar los descansos necesarios".

Además, según señaló Fernández-Cid, los turnos se complican con las vacaciones o cualquier baja laboral. En este sentido el responsable de la UCI ha agradecido el trabajo realizado por las doctoras que ahora están de permiso maternal. "Estas compañeras han seguido trabajando voluntariamente hasta hace una semana, pese al riesgo para la gestación, y hay que agradecerles que hayan aguantado", aseguró.
A pesar de la carga de trabajo, ya que la media de guardias realizadas ha pasado de 5 mensuales durante 2008 a 8 o 9 en la actualidad, Fernández-Cid declaró que no se puede acusar a la gerencia del 'Mateu Orfila' de falta de planificación, ya que "se están buscando especialistas desde septiembre, pero existe mucha oferta en la Península, muchos no quieren moverse hasta ver si tienen plaza en un hospital más grande".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.