Acto institucional de la Diada de Sant Antoni

Marc Pons reivindica la unidad y el diálogo para combatir la crisis

El presidente del Consell aboga por una mejora de la financiación que garantice la autonomía de las Islas en aras de seguir "con las altas cotas de bienestar en que se ha instalado la sociedad menorquina"

Valorar:
Visto 10 veces
preload

Corporación. Consellers del equipo de gobierno y de la oposición celebraron un pleno extraordinario en conmemoración de la diada de Sant Antoni

06-11-2015

O.R.P.     Maó
Sant Antoni es tradicionalmente un día de reivindicación de la tierra y así lo entendió también el presidente del Consell. Marc Pons, que afrontaba su primera diada de Menorca al frente de la Corporación insular, se erigió como estandarte de estas proclamas reclamando unidad cultural y social "para seguir gozando de las altas cotas de bienestar en que se ha instalado la sociedad menorquina". En clave institucional, el presidente hizo especial hincapié en la necesidad de mejorar la financiación insular para "igualarnos en oportunidades al resto de ciudadanos de Balears y de España".

El acto institucional celebrado en el salón de plenos del Consell se tiñó de menorquinidad pero también bebió de la realidad más actual. Aspectos como la crisis económica tuvieron buena dosis de protagonismo en el discurso del presidente Pons. "Estamos obligados a actuar y decidir con responsabilidad, con generosidad y con una mayor capacidad de esfuerzo para afrontar un presente incierto", afirmó, para construir un futuro que "dependerá de lo acertadas" que sean estas resoluciones. El presidente también reclamó unidad y diálogo social para encontrar las soluciones más adecuadas en aras a construir un modelo económico estable. "La suma de todas las voces será necesaria si queremos una economía fuerte, basada en el equilibrio y en la diversificación, pero también en la diferencia", proclamó.

Marc Pons tuvo también un recuerdo hacia el conflicto armado en la Franja de Gaza. El presidente se refirió a "una situación internacional preocupante". A modo de declaración y petición de paz citó una palabras del poeta Joan Maragall: "dins de les venes/vida és la sang;/vessada és morta".

En clave política, el Estatuto y su desarrollo marcaron el discurso. Pons se sumó a las voces que reclaman una mejor financiación, no tanto autonómica sino también insular. "Necesitamos unas instituciones cada día más fuertes y el Estatuto es la herramienta esencial para conseguirlo porque reconoce nuestra identidad y nos refuerza otorgándonos más recursos competenciales y económicos", pregonó ante los asistentes. Para ello, el presidente considera que "ante la situación actual, la Isla necesita de un Govern que aborde la revisión del modelo de financiación desde la defensa de los intereses de nuestra comunidad autónoma y de Menorca".
Mejorar la financiación será, para la Corporación insular, un proceso largo y complicado que "redundará en una mejora de los servicios de los que se beneficia cada uno de los ciudadanos de Menorca".

Menorquinidad
Más allá de la actualidad y del futuro, el discurso institucional sirvió como reivindicación de la cultura menorquina. "Bienvenidos a esta sesión plenaria extraordinaria para reafirmar los sentimientos de  pertenencia que como pueblo expresamos ante el hecho histórico que significó la entrada de Menorca al mundo occidental", dijo el presidente. Sus proclamas de menorquinidad fueron a más destacando que esta cultura se ha hecho a sí misma fruto del contacto con otras tradiciones desde los talayóticos hasta los españoles pasando por las dominaciones británica o francesa. "La superposición de culturas y la huella que han dejado ha configurado una historia única y ha moldeado nuestra manera de ser y de sentir", relató Pons.

Reconocimiento
La intervención del presidente tuvo su colofón cuando llegó el momento de reconocer la labor de Joana Barceló. La ex presidenta, ahora consellera de Trabajo del Govern, recibió de manos de su sucesor una réplica de la vara de mando tal y como se ha hecho con todos aquellos que algún día fueron los máximos representantes políticos de la Isla. Marc Pons destacó de su antecesora la extraordinaria capacidad de trabajo y su ilusión por garantizar un futuro a los ciudadanos de esta Isla. "Todos estamos en deuda con la ex presidenta", afirmó.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.