La conferencia del acto institucional de la Diada de Sant Antoni

Josep Bargalló rompe el mito de la insularidad con la literatura

El director del Institut Ramon Llull elogia la capacidad de los escritores menorquines para "hacer viajar su cultura", y por extensión la de los Países Catalanes, por todo el mundo

Valorar:
Visto 5 veces
preload

Viaje. Josep Bargalló repasó la trayectoria literaria menorquina

06-11-2015

O.R.P.     Maó
Josep Bargalló, director del Institut Ramon Llull, fue el encargado de pronunciar ayer la conferencia institucional de celebración de la diada de Sant Antoni. Ofreció un breve repaso por la literatura insular, parándose en el papel que han jugado autores como Ramis i Ramis o Albertí, pero su discurso quiso ir algo más lejos. El ex conseller en cap de la Generalitat, intentó desmitificar la insularidad, entendida como aislamiento, que se podría suponer de un territorio como Menorca. "Aislamiento viene de Isla" pero "no hay mejor puente que el mar; no hay mejor puerto, entrada y salida de todos los viajes, que el de una isla en medio del mar", evocó.

El director del Institut Ramon Llull ofreció un retrato de la evolución de la literatura menorquina a lo largo de los años. El paso del tiempo entendido como un viaje que la ha llevado por todo el mundo gracias al arte de la traducción que "nos permite conocer, desde nuestra manera de entender el mundo, todas las otras maneras en que se entiende el mundo", afirmó. "El viaje de la literatura no es el de sus escritores, ni el de sus personajes, sino el de sus obras" que son capaces de llegar a otro país utilizando como vehículo la lengua, la propia de cada región.
El viaje que planteó Bargalló arrancó en el siglo XVIII, época  de "una Menorca abierta al mundo, la Menorca del neoclasicismo y la ilustración" gracias a autores como Joan Soler Sans, Joan Ramis, Pere Ramis, Antoni Febrer i Cardona o Vicenç Albertí. Citar a este último no fue casual, este año se celebra el 150 aniversario de su muerte y el Institut Ramon Llull así lo conmemorará. De él, dijo Bargalló que "si Joan Ramis es el escritor culto, Albertí es el autor del teatro popular".

De cada uno de estos autores, buenas palabras. Todos ayudaron a que Menorca se conociera en occidente. Todos aportaron su granito de arena para que la cultura de esta Isla se expandiera y creciera. Fruto de ello es que en el siglo XVIII "Menorca empezó con 16.000 habitantes y lo acabó con 31.000, sabiendo abrirse al mundo sin huir de ella misma".

Así pues, Menorca es, para Bargalló, "isla de traducción, isla puente, isla puerto, isla abierta" que ha sabido evolucionar en el tiempo para llegar a un "siglo XXI que ha arrancado con fuerza" gracias a su legado y tradición cultural que el organismo que dirige será capaz de transmitir por todo el mundo. "Quedan muchos viajes por hacer y el Institut Ramon Llull es una naviera suficientemente preparada para este cometido", aseguró.

Bargalló no quiso dejar escapar la ocasión para valorar la entrada del Govern en el Institut confirmando que "la suma de esfuerzos, de instituciones de todos los territorios con una misma lengua, debe dar mejores resultados y proyección de quienes utilizan la cultura como herramienta de comunicación universal".

Consell e Institut Ramon Llull, juntos para la expansión de la cultura insular
La conferencia de Josep Bargalló se detuvo por un instante en su repaso literario para anunciar la pronta firma de un convenio de colaboración entre el Consell y el Institut Ramon Llull. Este acuerdo implicará que la Administración insular será la beneficiaria receptora de todos los documentos menorquines que posee el Institut. Por contra, el organismo cultural se convertirá "en la herramienta de promoción y proyección de la cultura menorquina". Bargalló afirmó que el pacto es firme y que así se lo comunicó ayer mismo al presidente del Consell tras haberlo consensuado con el conseller de Cultura, Joan Lluís Torres.

El director del Institut Ramon Llull afirmó que "el Consell debe ser nuestro faro, guía o compañero de viaje, de la proyección cultural menorquina y de su inclusión en nuestra globalidad cultural". Para Bargalló, aunque Menorca, territorialmente, sea pequeña su producción cultural no merece desprecio alguno. "Quizá no es de las más grandes del mundo, de hecho la mayoría de las culturas europeas no son grandes, pero sí que es una gran cultura", concluyó.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.