Diez de los trece nuevos menorquines proceden de países extranjeros

El número de niños adoptados creció un 8 por ciento en 2008

El pasado año trece niños fueron acogidos por familias menorquinas, aunque las solicitudes para adoptar a partir de ahora sufren un importante descenso

Valorar:
Visto 15 veces
preload

FAMILIA. Lali Juaneda y Biel Pons adoptaron hace ya casi un año a Azim

06-11-2015

LL.A.C.    Maó
Trece niños de fuera de Menorca estrenaron el año pasado familia menorquina. Las adopciones en la Isla crecieron en 2008 un 8 por ciento en relación al año anterior, si bien se registra una bajada en el número de familias que inician ahora los trámites para acoger a hijos no biológicos.

La mayoría de las adopciones registradas el pasado año son internacionales. De hecho, diez de los niños que llegaron a Menorca proceden de países extranjeros (3 de Rusia, 2 de China, y uno de India, Perú, Etiopía, El Salvador y Nepal) mientras que solamente tres son españoles. Se ha registrado un aumento de la variedad de procedencia de los niños, puesto que en 2007 sólo tres países (China, Rusia y Etiopía) enviaron niños en adopción a Menorca, por las siete nacionalidades del pasado año.

"Es difícil que lleguen niños nacionales, ya que hay pocos casos que se den en adopción, y además suelen ser o bien casos de discapacitados o hermanos", explica Antoni Anglada, director insular de Bienestar Social. De hecho, para Anglada que España tenga pocos niños para dar en adopción es "un buen síntoma, pues demuestra que son pocos los casos en los que no se les puede dar todo lo que merecen. Aquellos países que son emisores de niños en adopción no están muy orgullosos de serlo".

BAJAN LAS SOLICITUDES
Si bien el pasado año llegaron a la Isla más niños que en 2007, se ha notado un importante descenso en el número de familias que inician los trámites de adopción. De hecho, se ha pasado de las 22 solicitudes de 2007 a 14 el año pasado, o lo que es lo mismo, un descenso del 57 por ciento. Esta bajada es general en todo España, según Anglada, y tiene varios factores que la explican.

Primero, las restricciones que ha impuesto China, uno de los principales países emisores de niños para la adopción. Además, después de años en que hubo, según Anglada, "una especie de boom de la adopción", ahora la tendencia general es a la baja. 

LOS CURSOS FUNCIONAN
Desde 2006, todas aquellas familias que quieran adoptar un niño tienen que pasar un curso previo. Unas clases a las que en 2007 participaron 28 familias, un número que el año pasado se redujo hasta las 19. "El Consell da respuesta al deseo de ser padres de aquellos que lo piden", concluye Antoni Anglada.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.