Contactos entre representantes de Touroperadores británicos y alemanes y los hoteleros

Melis aconseja respetar los precios ante la presión de los mayoristas

El presidente de ASHOME afirma que el descenso en la venta de vacaciones es mayor que el año pasado pero llama a la calma antes de ceder a los descuentos

Valorar:
Visto 3 veces
preload

Cauto. Joan Melis asegura que ?no hay que caer en la alarma?

06-11-2015

F. Saborit    Maó
Mantenerse tranquilos, estudiar los costes, ofrecer más servicios y valor añadido y respetar los precios. Son los consejos que ha querido transmitir el presidente de la Asociación Hotelera de Menorca (ASHOME), Joan Melis, ante la visita estos días de representantes de los principales touroperadores británicos y alemanes que han comenzado a presionar a los hoteleros para que realicen descuentos en las contrataciones de 2009.

Son contactos rutinarios pero que cobran más importancia ante las previsiones de nuevos descensos en la llegada de turismo extranjero, ya que "el parón" detectado en la venta de vacaciones es este invierno mayor que el del año pasado por estas fechas, afirmó Melis, quien sin embargo insiste en que "no hay que caer en la alarma, puede cambiar".
La feria londinense celebrada en noviembre de 2008, la World Travel Market, "ya no es un punto de referencia", señaló el responsable de la patronal, ya que las reservas cada vez se realizan más tarde. "Estamos por debajo de las previsiones, pero quiero esperar a FITUR, a ver si allí tenemos mejores noticias", aseguró Melis.
Si años atrás en el mes de noviembre se había cerrado hasta un 60 por ciento de las ventas en el mercado británico, en la actualidad dicha cifra es una quimera, y en el contexto actual de crisis económica mundial todo sigue en el aire, las previsiones son cada vez más difíciles de realizar.

"A comienzos de año siempre visitan Menorca los responsables de contratación de los touroperadores, para dar posiciones sobre las ventas a los hoteles, y si éstas no van bien, presionan para rebajar precios. En marzo y abril se repiten estas visitas, es algo habitual", afirmó Joan Melis, "y yo creo que no tendremos cifras reales sobre las ventas para la temporada hasta los meses de abril y mayo".

Competencia
El mayor problema al que se enfrenta el sector turístico, debido a su dependencia del mercado británico, es la mala situación económica en el Reino Unido y las devaluaciones que ha sufrido la libra esterlina, que han provocado un descenso del 30 por ciento en el poder adquisitivo de los turistas procedentes de aquel país.
En este sentido Joan Melis destacó la dura competencia de destinos como Egipto y Turquía, que "se venden bien porque su moneda allí es fuerte y están a una hora y media más de avión". El presidente de ASHOME añadió que dichos destinos juegan con ventaja porque "no tienen una reglamentación como la nuestra, ni nuestros costes laborales y sociales o nuestras condiciones de higiene, pero sí tienen una planta hotelera nueva". Por otro lado, Melis subrayó la necesidad de un gran acuerdo para ofrecer "valores añadidos" al producto turístico de Menorca y a la vez eliminar "el sello" que se ha colocado a la Isla como destino caro. "Es necesaria una reacción conjunta", manifestó, "desde el que alquila una tumbona al hotelero".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.