Dos candidaturas optan al relevo

Eduardo Trilla dejará su cargo en AVIBA a finales de mes

Las desavenencias con la Conselleria de Turismo y su titular, Lázaro Criado, así como las dificultades por las que pasa la actividad han forzado su decisión

Valorar:
Visto una vez
preload

2002. Hace siete años que Trilla (a la derecha) accedió al cargo

06-11-2015

O.R.P.     Maó
Eduardo Trilla ha optado por abandonar la presidencia de la delegación insular de la Asociación de Agencias de Viaje de Balears (AVIBA). En su decisión esgrime motivos personales, pero las relaciones con el conseller de Turismo, Lázaro Criado, también habrían contribuido a forzar su dimisión. Asimismo, las dificultades por las que atraviesa el principal motor económico menorquín no le ayudan a seguir adelante al frente de las agencias insulares, asegura. A final de mes se conocerá su sucesor.

Trilla no ha querido extenderse en sus motivos pero no era ningún secreto que sus ideas en torno a la gestión turística y las de Criado no confluyen. Las desavenencias han sido palpables a lo largo de los últimos meses. Sin embargo, el delegado de AVIBA en Menorca afirma que desde el primer momento habría tendido la mano hacia el entendimiento con la Conselleria de Turismo. "Estábamos y estamos obligados a trabajar juntos", asegura. Ya cuando Criado aceptó el cargo se le instó a una reunión para acercar posturas pero fuentes del sector afirman que fue imposible. De hecho, estas mismas fuentes afirman que nunca ha habido encuentro alguno entre los miembros de la Conselleria y la delegación insular de AVIBA.
El mismo Trilla refrenda esta versión al asegurar que las relaciones entre ambos "han sido nulas en este año y medio que lleva en el cargo el conseller". El presidente de AVIBA en Menorca recuerda que con otros responsables insulares de Turismo el buen entendimiento había sido una constante "más allá de las ideologías políticas de cada uno". Las agencias de viaje consideran un desplante hacia su representatividad dentro del sector turístico la actitud de Criado. "Nunca nos ha escuchado", afirman.

A este clima enrarecido con la Administración insular, debe añadirse el pesimismo que se respira en el seno del sector. La economía no va bien y los empresarios deben luchar aún más contra las adversidades para reflotar una actividad seriamente tocada. La pérdida de visitantes y la reducción de la temporada no ayuda a que las fuerzas acompañen. "He perdido la ilusión", asevera Trilla en su argumentación.

Relevo
A finales de mes será cuando Trilla haga efectiva su renuncia. Esta se producirá durante la reunión que mantendrán los asociados, dirigidos por Antoni Julià, actual vicepresidente. Precisamente Julià es quien Trilla, a nivel personal, ve con mejores aptitudes para que sea su sustituto. Sin embargo, habría una segunda corriente, quizá menos popular, que encabezaría el director de una importante agencia de viajes menorquina.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.