Gómez Arbona afirma que la situación está bajo control y garantiza la atención a los pacientes

Los problemas de personal médico se trasladan a la UCI del 'Mateu Orfila'

Dos bajas de maternidad en el actual equipo de intensivistas obligan a la gerencia del hospital a reestructurar el servicio y a buscar especialistas que ayuden a cubrir las guardias en la Unidad

Valorar:
Visto 63 veces
preload

Centro. Las dificultades para mantener una plantilla estable son un problema crónico en Menorca

06-11-2015

F. Saborit     Maó
La gerencia del Hospital Mateu Orfila reestructurará el servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para poder cubrir dos bajas prácticamente simultáneas de maternidad, a punto de producirse en el equipo de médicos intensivistas, y mantener el sistema de guardias de 24 horas que requiere el control de pacientes en estado grave. Las dificultades que padece el centro para lograr estabilizar la plantilla de especialistas se han trasladado a un departamento básico como la UCI, en el que trabajan habitualmente seis médicos y quince enfermeras, un equipo al que hay que añadir los auxiliares de enfermería.

El director gerente del 'Mateu Orfila', Antoni Gómez Arbona, declaró ayer que la situación se halla "controlada" y que las guardias se reforzarán con médicos de otros departamentos del hospital o incluso externos, del servicio 061, para que los pacientes no se vean afectados. Sin embargo, entre los trabajadores del hospital existe inquietud ante lo que consideran falta de planificación por parte de la dirección, ya que, según afirman los consultados, las bajas de ambas doctoras se producirán este mes y, de no conseguir un refuerzo, con los cuatro médicos restantes "se podrá ir tirando" en cuanto a las guardias, pero siempre y cuando no se produzcan bajas por enfermedad entre los especialistas que quedan.

"La solución de momento no está, ni tampoco una comunicación formal de qué va a ocurrir", asegura un empleado del hospital, quien además recuerda que el trabajo médico en la UCI es "de riesgo para las embarazadas". A operaciones como intubar o realizar masajes cardíacos se suma el estrés de tener que atender a pacientes agudos.

Revisiones
La Unidad de Marcapasos, que depende de la UCI, podría quedar suspendida si el equipo se reduce a cuatro médicos. "Si hacen guardias no podrán pasar consultas, y más de 300 pacientes con marcapasos deberían trasladarse a Son Dureta para las revisiones", señala uno de los trabajadores del centro consultados, quien añade que los implantes de marcapasos "tampoco se podrían realizar aquí".

Para el delegado en Menorca del Sindicato Médico Libre de Balears (SMLB), Alejandro Fernández, resulta prematuro hablar de una situación crítica en el servicio de UCI, "aunque podría serlo dentro de un mes" si no se consigue el personal necesario.

"Creo que de momento todos son rumores, sería inviable y muy grave que dejara de funcionar la UCI, porque además esto condicionaría la actividad de los quirófanos, porque muchas cirugías importantes no se podrían plantear". Fernández considera que, si no se producen más bajas y se refuerza el servicio con otros intensivistas "no hay motivo de alarma". No obstante reconoce que con tres o cuatro personas cubrir la rotación de las guardias requiere "voluntad y que no se produzcan bajas por enfermedad". El delegado sindical asegura que los cuidados intensivos, junto con pediatría, anestesia, rayos y oncología, es una de las "especialidades complicadas" a la hora de encontrar médicos que deseen trabajar en Menorca.

El servicio de Pediatría ha sido uno de los últimos que se ha visto afectado por las carencias de personal, ya que ha sido necesario que profesionales de Mallorca se trasladaran al hospital de Menorca para cubrir las guardias.

El ex director gerente del 'Mateu Orfila' y médico de Urgencias, Claudio Triay, también se mostró ayer preocupado ante las especulaciones surgidas en torno al servicio de UCI y la Unidad de Marcapasos. Para Triay, quien conoce bien las dificultades que supone cubrir la plantilla médica del centro, sería "un paso atrás muy grave" que peligraran los cuidados intensivos, una unidad que no existía hace una década, cuando funcionaba el antiguo hospital Verge del Toro.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.