Las negociaciones para decidir el futuro de la antigua sede del Alcázar se retomarán próximamente

El Obispado idea un uso social para el pabellón Padre Petrus

La propuesta del Ayuntamiento de Maó pasa por integrar los terrenos en el parque de Es Freginal, lo que supondría la demolición del actual edificio

Valorar:
Visto 47 veces
preload

Titularidad. Los terrenos, propiedad del Obispado de Menorca, están por el momento cerrados al público

06-11-2015

Maria Solá    Maó
A la espera de que comiencen las negociaciones entre el Ayuntamiento de Máo y el Obispado de Menorca en relación al futuro del pabellón Padre Petrus, antigua sede del Club Deportivo Alcázar, el párroco de la iglesia de la Concepción, Joan Miquel Sastre, avanzó ayer que la intención de la Diócesis es hacer un uso pastoral y social de los terrenos, propiedad del Obispado. "No queremos mantener cerrado el recinto sino que sea utilizado por los grupos de las parroquias así como por otras entidades o asociaciones que lo demanden, siempre que las actividades que se lleven a cabo estén en concordancia con el humanismo cristiano", aseguró Sastre. Además, el párroco señaló la posibilidad de organizar en la zona actividades musicales y conciertos, siempre y cuando estén sujetos a la normativa municipal.

Uso público
Por su parte, la voluntad del Ayuntamiento de Maó pasa por convertir los céntricos terrenos en una zona de uso público, tal y como se contempla en el PGOU en fase de tramitación. En este sentido el alcalde Vicenç Tur, planteó ayer la posibilidad de que el Ayuntamiento, a través de un convenio urbanístico, adquiera los terrenos compensado a la Iglesia económicamente o cediendo otros terrenos del mismo valor.

"El Ayuntamiento tiene muy claro que el parque de Es Freginal es el único pulmón verde de la ciudad y, por tanto, si los terrenos pasan a ser de propiedad municipal, nuestra intención sería integrarlos en el parque para que puedan ser disfrutados por todos los ciudadanos", apuntó Tur. Esta unificación supondría, en principio, la demolición del actual pabellón Padre Petrus que, según el alcalde, no se encuentra en buenas condiciones.

En relación a la posibilidad de construir un aparcamiento, Tur señaló la existencia de suficientes plazas de aparcamiento en los alrededores, aunque aseguró que, una vez que los terrenos sean públicos, se valorarán todas las opciones.
Las negociaciones con el Obispado, que según apuntó el alcalde se iniciaron antes del traslado a Lleida de monseñor Joan Piris el pasado mes de septiembre, se retomarán próximamente con el objetivo de llegar a un acuerdo. En este sentido Tur recalcó que "tenemos claro que la titularidad de los terrenos es de la Iglesia pero no haremos ninguna inversión mientras que los terrenos no sean municipales".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.