Consell y Govern ofrecen información sobre esta iniciativa presupuestada en 400 millones

El Gobierno inicia esta semana los trámites para el Plan Renove

Los empresarios turísticos ya pueden presentar sus proyectos de reforma y mejora de los establecimientos para optar a un crédito para la modernización de destinos

Valorar:
Nunca vista
preload

Remodelación. El Plan Renove permitirá adecuar las instalaciones a las necesidades de la clientela

06-11-2015

O.R.P.     Maó
El Plan Renove turístico ha entrado en vigor. Las pequeñas y medianas empresas ya pueden presentar sus propuestas de remodelación a fin de conseguir una modernización de los destinos turísticos maduros, caso de Menorca. Sin embargo, no será hasta el próximo lunes cuando el Instituto de Crédito Oficial (ICO) firme con las entidades bancarias el acuerdo por el cual se podrá disponer de los 400 millones de euros presupuestados por el Estado para este fin.

La publicación el pasado sábado día 3 en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del Real Decreto 1916/2008, de 21 de noviembre, por el que se regula la iniciativa de modernización de destinos turísticos maduros, materializa su entrada en vigor y, por tanto, permite que los empresarios puedan presentar ya las primera solicitudes para renovar sus negocios. El Plan Renove está dirigido tanto a empresas con establecimientos hoteleros, apartamentos, campamentos y alojamientos rurales como a las de restauración, de oferta turística complementaria o agencias de viajes que quieran modernizarse o rehabilitar sus establecimientos. El importe máximo a financiar será del 90 por ciento de la inversión neta y el límite máximo acumulado por beneficiario será el que corresponda aplicar al plazo de amortización elegido. El Estado cederá esta financiación al cero por cien y el tipo de interés final aplicable al beneficiario será del 1,5 por cien, margen que será establecido por las entidades de crédito.
Los plazos de amortización propuestos son cinco años sin periodo de carencia o con un periodo de carencia de un año para una inversión máxima de un millón de euros; siete años sin carencia o con carencia de dos años para un máximo de un millón de euros; diez años sin periodo de carencia o con carencia de tres años para un máximo de 660.000 euros y doce años sin carencia o con carencia de cuatro años para un límite inferior a esta cantidad.

Entre los criterios para su concesión se valorarán aquellas inversiones que contribuyan a incrementar el valor añadido del producto como "mejoras para la sostenibilidad de los establecimientos, en especial para el ahorro energético y la conservación y mejora del medio ambiente; inversiones encaminadas a la implantación de sistemas de calidad, mejoras de accesibilidad e implantación de nuevas tecnologías".

Según el Gobierno, el plan responde a las necesidades del sector, porque persigue "mejorar el equilibrio entre el turismo y el entorno ambiental y urbanístico y adaptar la actividad turística al nuevo modelo turístico, a través de la diversificación del producto y segmentación de la demanda".

En Menorca
Varios empresarios turísticos han esperado a la publicación de esta convocatoria antes de iniciar reformas en sus establecimientos. Que haya entrado en vigor este mes ha retrasado la ejecución de grandes proyectos hasta el fin de la presente temporada, asegura la patronal hotelera de Menorca (ASHOME). Así, serán los propietarios de bares y restaurantes quienes primero se beneficien de esta línea de crédito. Paralelamente, cadenas como Barceló, con una segunda fase del proyecto de remodelación integral del hotel Pueblo de Punta Prima, y Hoteles Globales, con obras para un aumento de categoría en dos de sus establecimientos insulares, ya han empezado a trabajar al margen de las ayudas del Plan Renove.

Para facilitar los trámites y orientar a los empresarios, tanto Consell como Govern han habilitado líneas de atención especializadas. En la Administración insular se puede obtener toda la información en el Servicio de Atención al Ciudadano. El conseller Lázaro Criado advierte de la premura a la hora de solicitar estas ayudas ya que "los recursos son finitos".

Atendiendo a la distribución de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas, el real decreto prevé la participación activa de las autoridades autonómicas en la tramitación de las solicitudes, recogiéndose además la posibilidad de que las líneas de financiación que se establecen puedan complementarse y sean compatibles con otras ayudas o subvenciones otorgadas por otras administraciones públicas de ámbito nacional o supranacional. 

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.