Hoy comienza el periodo de rebajas

La crisis no puede con los regalos

Desde ASCOME perciben que durante el periodo navideño la bajada de ventas, pese a que se ha producido, no ha sido tan dramática como se pensaba porque la gente "ha soltado el freno"

Valorar:
Visto 2 veces
preload

Actividad. En el periodo navideño las calles comerciales de los municipios de la Isla han vivido un buen ambiente

06-11-2015

m. vives     Maó
La ilusión consumista de la Navidad ha podido con el nubarrón financiero y, finalmente, los comerciantes de Menorca han logrado hacer más caja de la esperada durante las pasadas fiestas. La campaña se cierra, probablemente, con tan solo un 5 por ciento menos de transacciones que el año pasado. Una estimación, la de la Asociación de Comerciantes de Menorca (ASCOME), nada desdeñable si se tiene en cuenta que el pesimismo se ha instalado en cualquier previsión de actividad económica desde hace varios meses. Cuando hoy los establecimientos levanten la persiana lo harán ya inmersos en una nueva estación de rebajas que promete al público la ocasión de hacerse con lo necesario, o de satisfacer el puro capricho, y conceder, al mismo tiempo, algo de respiro a una economía familiar que no pasa por su mejor momento.

Dicen que dinero llama a dinero. El estímulo del consumo es una de las claves para remontar la actual situación. Esta campaña navideña ha sido terreno abonado para la práctica; un oasis en el centro de la crisis, de la que dicen los comerciantes que en adelante no hay que hablar tanto, porque desalienta y disuade al comprador.

Extras
El presidente de ASCOME, Joan Moll, afirma que, en Navidades, la gente ha hecho un esfuerzo extraordinario en su cuenta de gastos y ha comprado la misma cantidad de regalos, aunque quizás ha dedicado menos presupuesto a cada uno de ellos que en el pasado. "Han soltado el freno que llevaban puesto y se ha percibido más alegría en las ventas", explica.

Ejemplos
"El balance no es tan bueno como otros años, aunque tampoco tan desastroso como se esperaba; el inicio de la campaña fue bastante flojo, pero después del día de Navidad se animó", asegura José Luis Portella, que regenta "Divertimento". Actualmente es la única tienda de Maó especializada en música y cine, "un tipo de artículos que se venden muy bien como regalo". Sorprendentemente la demanda en las últimas semanas fue de tal magnitud que Portella agotó mucho género, sobre todo de los denominados "superventas", que difícilmente pudo reponer por el problema del transporte y el parón por la sucesión de días festivos que se produce en estas fechas.

El punto de partida para las rebajas inaugura, hoy, otra prueba de fuego para el sector. La temporada se extenderá hasta el 7 de marzo. Dos meses para dar salida al género que no ha sido vendido en los meses anteriores. Descuentos jugosos se prevén, posiblemente, en textil y calzado, los clásicos de esta modalidad comercial. Y así será, probablemente, porque quizás son los que más han acusado antes de Reyes la preferencia del cliente por aguardar a las ofertas. La ecuación es simple; "el establecimiento que necesite más liquidez comenzará con precios más rebajados". La mayoría se halla en esta tesitura. Las estadísticas indican que, en circunstancias normales, es lógico que el 70 por ciento del "stock" obtenga comprador a los precios inicialmente establecidos. En esta ocasión la tendencia parece haberse invertido, ya que en algunos comercios las ventas de otoño-invierno no han logrado la respuesta habitual. Los carteles tras el escaparate con avisos de ofertas tempranas así lo atestiguan.

Luz Gomila, propietaria de "Jenny Luz", tiene su propia política al respecto. Por eso retrasará su incorporación al reclamo de los descuentos una semana más, el tiempo dentro del cual se suelen producir cambios y devoluciones en los productos adquiridos en Navidad. La razón, evitarle al comprador la decepción de comprobar que el precio que pagó hace sólo dos días por su regalo de Reyes hoy se ha reducido incluso a la mitad. El establecimiento, dedicado a la comercialización de bolsos y complementos de gama accesible para el bolsillo medio, tiene una clientela estable que la dueña desea mimar con gestos como éste. Dice que en las últimas semanas la caja registradora ha sonado "igual o incluso más que otros años por estas fechas", aunque quizás se ha optado por artículos más baratos.

Dimensionar
La consellera insular de Comercio, Antònia Allès, afirma que en 2009 el reto va a ser, precisamente, "dimensionar el sector para que sea un elemento vertebrador de los pueblos". "Pondremos sobre la mesa el Plan de Equipamientos, con la idea de desarrollar el debate con la tranquilidad y el tiempo necesarios en los momentos actuales y de mantener el comercio tradicional como auténtico dinamizador económico".

De momento, hoy la mayoría de establecimientos se viste de rebajas y organismos públicos y autoridades desempolvan sus recomendaciones habituales para guiar al consumidor en favor de una compra responsable y darle a conocer sus derechos. Un par de ellos, fundamentales; leer bien las etiquetas y conservar resguardos para posteriores cambios o devoluciones.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.