El número de usuarios ha descendido con respecto al año anterior

Fires i Congressos se plantea un nuevo enfoque para la Pista de Hielo de 2009

La gerente, Maribel Florit, aseguró ayer que la intención de cara a próximas ediciones es incrementar el número de actividades lúdicas, sin dejar de ofrecer la posibilidad de patinar

Valorar:
Visto 2 veces
preload

Diversión. Muchos aprovecharon el día de ayer para disfrutar del arte del patinaje

06-11-2015

Maria Solá     Maó
No cabe duda de que la crisis está afectando a numerosos sectores y las actividades lúdicas no son una excepción. La Pista de Hielo de Maó cerró ayer sus puertas con un descenso notable del número de usuarios respecto a ediciones anteriores. "Todavía no tenemos datos definitivos pero probablemente ha habido un 20 por ciento menos de asistencia que el año pasado", aseguró ayer la gerente de Fires i Congressos, Maribel Florit, quien reconoció que "la respuesta ha sido menor de la esperada". En este sentido Florit avanzó que, de cara a próximas ediciones, el enfoque de la actividad lúdica dará un giro. "La intención es que haya más actividades para los más pequeños, no tan sólo una pista de patinaje", apuntó la gerente, lo que recuperaría en cierto modo el modelo de la Pista de Aventuras que se interrumpió hace algunos años en favor del patinaje sobre hielo.

Pista sintética
A pesar de que Florit atribuyó el declive de la actividad a la crisis, lo cierto es que la principal novedad de este año era que la pista no era de hielo sino de un material sintético que, además de no generar gasto energético, ha dado lugar a las inevitables comparaciones. Por su parte, la gerente de Fires i Congressos explicó que "la gente que viene a patinar se va muy contenta. Tan sólo uno de cada diez usuarios no ha hecho saber que prefiere la pista de hielo". En este sentido la opinión de los usuarios, especialmente de los más pequeños, no distaba mucho de la versión oficial. "He ido a muchas pistas de patinaje en otras ciudades pero, definitivamente, ésta es la mejor", aseguraba satisfecho Yasmani tras una sesión de patinaje. Otros, no tan expertos, reconocían ser novatos en este arte y se mostraban contentos y entusiasmados con la pista ecológica. Pocos fueron los que se dieron un suspenso a la nueva pista sintética. "Me gustaba más la pista de hielo por que patinaba menos y no te caías tanto", apuntaba Álvaro. De la misma opinión era Guillermo, quien aseguró que ha patinado todas las ediciones y se mostró partidario de la pista de hielo natural.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.