Los reyes ofrecieron su tradicional discurso desde el balcón del ayuntamiento

Maó da la bienvenida a los Magos

La animada comitiva real recorrió ayer la ciudad ante la atenta mirada de gran número de niños

Valorar:
Visto 12 veces
preload

Colorido. Las once carrozas de la cabalgata presentaban un aspecto mejorado respecto a otros años.

06-11-2015

Maria Solá     Maó
19.05 horas. El "Sir Robert Baden Powell" amarró puntualmente en el muelle comercial del puerto de Maó ante la atenta mirada de cientos de niños que saludaban a los Reyes Magos boquiabiertos e ilusionados. El alcalde, Vicenç Tur y el concejal de Cultura, Bartomeu Febrer, fueron los encargados de dar la bienvenida a Maó a Sus Majestades quienes, aunque cansados tras su largo viaje desde Oriente, estuvieron pendientes de los más pequeños en todo momento. Fue en este momento cuando Tur hizo entrega a Melchor, Gaspar y Baltasar de la llave mágica de la ciudad, que los Magos utilizaron durante la noche para entrar en todas las casas de Maó a entregar los regalos.

La comitiva real, en la que participaron alrededor de 300 personas, inició su animado recorrido subiendo la Costa de Ses Voltes hasta llegar a la Plaça de la Constitució. A su paso, pequeños y mayores recogían caramelos mientras disfrutaban de una cabalgata llena de luz y de color en la que participaron el grupo 7 Ginets, la Banda de Cornetes i Tambors de Dalt Sant Joan, las asociaciones de padres de los colegios Sant Josep y Sa Graduada, las alumnas del Estudi de Dansa Alba,  el Grup d'Escoltes Tramontana y el Grup de Cavallers de Maó, entre otros.
Al llegar a la plaza los Magos ofrecieron su tradicional discurso desde el balcón del Ayuntamiento, Sus Majestades recordaron a los más desfavorecidos y, en especial, a los niños palestinos; animaron a los más pequeños a estudiar y a jugar, y alentaron a los padres a pasar más tiempo con sus hijos. Tras dirigirse a los mahoneses. Posteriormente la comitiva continuó su recorrido por las calles más céntricas de la ciudad hasta que, de madrugada y haciendo uso de su magia, se colaron en cada una de las casas para repartir juguetes, regalos y, como no, un poquito de carbón.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.