Ciutadella

El PSM no formará parte de un gobierno que no sea de gestión

Si el modelo de concentración no prosperara, están dispuestos a apoyar una moción de censura sin pedir nada a cambio y seguir en la oposición

Valorar:
Visto 5 veces
preload

Comparecencia. Magí Muñoz, Pepe Mascaró, Maite Salord, Nel Martí y Joana Gomila, ayer en la sede

06-11-2015

Rubén P. Atienza    Ciutadella
El PSM de Ciutadella no formará parte de un gobierno que no sea de concentración. Así lo afirmó ayer en rueda de prensa el secretario de la junta local, Manel Martí, quien compareció flanqueado por los cuatro concejales nacionalistas. El PSM ha considerado necesario poner de manifiesto su postura y explicar cuál será la hoja de ruta del partido después de que durante los últimos días algunos partidos "no hayan sabido mantener la discreción que precisa un negociación como esta", apuntó la portavoz Maite Salord. Al respecto, Martí añade que desde el PSM se ha intentado "ser lo más claros y transparentes posible", pero también "prudentes".

Salord anunció por otra parte que si el resto de partidos se ponen de acuerdo para presentar una moción de censura que desbanque del poder al Grupo Mixto, "les daremos todo nuestro apoyo sin pedir nada a cambio". La portavoz justifica dicha acción por el hecho de que a través de ella se conseguiría uno de los principales objetivos que se han marcado desde el principio, que no es otro que desbancar a un equipo de gobierno "ilegítimo". En dicho escenario, el PSM se quedaría en la oposición, "que es lo que hemos hecho hasta ahora: trabajar para Ciutadella a través de propuestas positivas y un riguroso control al equipo de gobierno".

Salord reconoció que si bien el apoyo de la junta para entablar las negociaciones con el objetivo de promover un gobierno de concentración no fue del cien por cien, en el caso de la moción de censura sí fue unánime. Al respecto, la portavoz añadió que el PSM decidió sentarse en la mesa al considerar "que se nos pedía un ejercicio de responsabilidad".

Condiciones
La concejala desveló ayer las condiciones que su partido impuso para sentarse a hablar. La primera de ellas fue que Antònia Gener no formase parte del gobierno como regidora de Hacienda. El segundo de los puntos hacía referencia a la necesidad de que el PP "había de formar parte forzosamente del gobierno, ya que son los principales responsables de la situación. Pensamos que en este momento, dejar al PP en la oposición es el mejor regalo que se les puede hacer". En tercer lugar, el PSM pretendía que la "alcaldía colegiada" reflejara la situación actual de Ciutadella, que califican como "excepcional".

En ese aspecto, Salord recalcó que la estabilidad de un gobierno en dichas condiciones tendría como base el hecho de estar formado "por cuatro partidos que están representados por prácticamente el cien por cien de los votantes". La portavoz sostiene que en ese escenario "la alcaldía sería un accesorio al resto de regidurías", recayendo la labor de gobernar en el pleno y la junta de gobierno.

Martí concluyó que "no damos las negociaciones por cerradas", ya que cree  que "todavía alguno puede renunciar a la batalla por la alcaldía". El secretario general considera que han hecho todo lo posible por un gobierno de concentración, "pero nos da la sensación de que la inflexibilidad del PSOE, los cambios de UPCM y las demandas del PP lo están dificultando".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.