Desde el día 23 de diciembre

Los pesqueros amarran en la Base para evitar actos vandálicos

El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Maó reclama una zona restringida para realizar las maniobras de carga y descarga de las capturas

Valorar:
Visto 6 veces
preload

Estación Naval. Los arrastreros permanecen atracados en la ribera norte del puerto para evitar los actos vandálicos del año pasado

06-11-2015

Ángeles M. Obispo    Maó
Los tres arrastreros del puerto de Maó permanecen atracados desde el pasado 23 de diciembre en la Estación Naval. El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Maó, José Quintana, explicó ayer que la medida fue adoptada con carácter preventivo por sus armadores a raíz de los cuantiosos destrozos sufridos por varios de estos barcos durante las fiestas navideñas del 2007 mientras permanecían atracados en el muelle pesquero, situado junto a los locales de copas del puerto y en una de las zonas de mayor ambiente festivo en estas fechas.

"El año pasado subieron a bordo de los barcos, vaciaron los extintores, hicieron sus necesidades en las cubiertas y encontramos incluso preservativos. Arreglar los destrozos cuesta dinero y para evitar problemas durante estas  navidades nos pusimos en contacto con la Base y les pedimos permiso para amarrar allí los barcos", explicó el patrón mayor. Incluso algunos de los materiales y aparejos empleados por los pescadores fueron arrojados durante aquellas fiestas al mar.

Zona restringida
Quintana lamenta además que actos vandálicos de similares características se han repetido este verano durante algún que otro fin de semana, especialmente los sábados, sin que hasta el momento Autoridad Portuaria haya adoptado una solución al respecto. Por eso reclama, al igual que ya existe en otros puertos, una zona restringida para uso exclusivo de los pesqueros y del personal que trabaja en ellos. Esta instalación no sólo evitaría posibles destrozos a los barcos, sino que además debería implantarse como medida de seguridad en opinión de Quintana. El patrón advierte que actualmente las operaciones de carga y descarga de capturas de los barcos, así como el arreglo de las artes de pesca se realiza en pleno paseo marítimo, con el riesgo que esta actividad representa para los viandantes que, especialmente en verano, proliferan en esta zona del puerto mahonés. "Hasta que no ocurra un accidente no harán nada", aseveró.

Quintana explica que previsiblemente hoy mismo dos de los barcos arrastreros que operan en el puerto amarrarán de nuevo en el muelle pesquero, mientras que el tercero no lo hará hasta el próximo día 7, justo cuando hayan finalizado las fiestas navideñas. "Es sólo una medida de prevención, pero si no se hace nada tendremos que repetirla más veces", añadió.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.