Reclaman una revisión efectiva del sistema de financiación de los consistorios

Los alcaldes apuestan por la obra pública en un año "muy difícil"

Los ayuntamientos, apoyándose en el dinero del Fondo Extraordinario de Inversión Estatal, se decantan por la intervención directa para intentar moderar las consecuencias de la crisis y generar empleo

Valorar:
Visto 9 veces
preload

Ca n?Oliver. Su reconversión no sólo debe revitalizar el centro de Maó, sino también su economía

06-11-2015

LL.A.C.    Maó
2009 va a ser el año de las obras   en Menorca. Los ayuntamientos  han decidido aplicar la receta de la inversión pública para remontar la crisis, y la lluvia de millones llegada desde el Gobierno central ha caído como agua de mayo en los consistorios de la Isla para poder afrontar las inversiones en tiempos en que el cinturón económico aprieta. 

Todos los alcaldes, sin excepción, admiten que tocará hacer un esfuerzo extra y endeudarse para seguir invirtiendo. "El sector público debe mojarse", asegura el primer edil de Es Mercadal, Ramon Orfila. Una implicación que, en cada municipio, se traducirá este año (si los plazos se cumplen) en proyectos palpables.
En Maó, el Ayuntamiento optará por mejorar calles tan importantes como Josep Maria Quadrado, Josep Anselm Clavé o la Costa de Sa Plaça. Eso, además de iniciar la conversión de Ca n'Oliver en un centro de arte referente en Menorca. El alcalde, Vicenç Tur, destaca que se han puesto las pilas para aprovechar al máximo los recursos del Fondo de Inversión Estatal: "Somos el primer ayuntamiento de Balears que ha presentado todos los proyectos para este fondo".

En el otro extremo de la Isla, Ciutadella vivirá según su alcalde dos mejoras importantes: la ampliación del Instituto Josep Maria Quadrado, con casal de jóvenes incluido, y la mejora de la Plaça des Pins. Llorenç Brondo asegura que la complicada situación política en el Ayuntamiento no debe afectar al desarrollo de estas y otras actuaciones que puedan proponerse: "Queremos que todos los partidos participen, y que propongan también iniciativas buenas para el pueblo. Nosotros buscaremos el consenso en nuestras iniciativas, y también estamos abiertos a aceptar las de los demás".

ALAIOR, MUCHOS CAMBIOS
Alaior será uno de los municipios con más novedades en este año. De entrada, estrenará la tan demandada escuela de Cala en Busquets, y se dotará con un segundo polideportivo en el Instituto Josep Miquel Guàrdia. Además, las aportaciones del Plan de Dinamización Turística se traducirán en la rehabilitación de la escuela de Es Ramal para convertirla en Centro Internacional del Grabado, y también en una prolongación del paseo marítimo de Cala en Porter. Además, el Ayuntamiento rehabilitará el edificio de la Escuela de Adultos.

Es Castell también iniciará dos proyectos de envergadura, en este caso financiados ambos por el dinero del Gobierno central: la reforma de la Esplanada ("una actuación que todos los equipos de gobierno habían querido abordar", asegura el alcalde Juan Cabrera) y la segunda fase del polideportivo. Es Castell también construirá una nueva escoleta, además de reformar la que ya existe actualmente, Es Soleiet.

En Sant Lluís, el Ayuntamiento se centrará en culminar los servicios en la zona de la nueva escuela y del geriátrico. Además, en 2009 abrirá el centro de día y quizás el geriátrico, aunque el plazo oficial fija la apertura para el año 2010.
En el centro de la isla tampoco se quedan cortos en cuanto a nuevas infraestructuras. Ferreries iniciará la construcción de una pista cubierta y de una escoleta, así como reformará la sede de la Policía. En Es Mercadal, también apuestan por una nueva escoleta, una ambiciosa mejora del recinto ferial (presupuestada en 1,4 millones de euros) o por la construcción de cinco salas de reuniones junto a la multifuncional. Además, el alcalde confía en que este sea el año en que se inicie la construcción de la depuradora de Addaia, con una inversión de 12 millones de euros. En Es Migjorn Gran, dos son las grandes actuaciones de este 2009: la reforma de las casas consistoriales, y la ampliación del polideportivo. Su alcalde, Andreu Moll, también tiene claro que llega un año de encaje de bolillos para cuadrar los números: "Capearemos el temporal, pero teniendo claro que hay que apretarse el cinturón y no hacer ninguna actuación que no sea estrictamente necesaria".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.