El retraso implicará una prórroga de las partidas ordinarias

El presupuesto de Ciutadella se pospone a mediados de enero

El Grupo Mixto afirma que no quiere prisas para aprobar las cuentas de 2009 y anuncia que buscará el consenso para conseguir el apoyo del resto de partidos

Valorar:
Visto 8 veces
preload

Nuevas atribuciones. Antònia Salord asume la presidencia de la Comisión Informativa de Hacienda

06-11-2015

L.B.    Ciutadella
El equipo de gobierno de Ciutadella no quiere precipitarse para presentar el presupuesto de 2009. La portavoz del grupo Mixto, Antònia Salord, esgrime que la convocatoria de los proyectos del Fondo Estatal ha restado tiempo para tramitar las cuentas del próximo año así como alude a la voluntad de abrir la participación del resto de partidos para conseguir el consenso político. "No queremos ir con prisas", es el mensaje que transmite la concejala.

Según anuncia Salord, los presupuestos del año que viene se presentarán en la segunda quincena de enero, después de la festividad de Sant Antoni, en una fecha que aún está por determinar. "No somos el único municipio, el Ayuntamiento de Es Mercadal también aprobará los presupuestos dentro del próximo mes", afirma.

MARCO LEGAL
Salord señala que "no existe ningún inconveniente" a nivel legal y normativo para que las cuentas del próximo año se aprueben dentro del primer mes del año nuevo. Indica que a nivel de reglamento, si el presupuesto no se aprueba antes del 31 de diciembre "sólo implica que se prorroguen partidas ordinarias, como es el caso del capítulo de Personal".

El Grupo Mixto quiere contar con suficiente tiempo para consensuar unos presupuestos que precisarán del apoyo de la oposición para salir adelante. "Con los presupuestos del municipio no se puede ir con apremios", insiste la portavoz.

Antònia Salord anuncia que el equipo de gobierno dará a conocer su propuesta a través de las reuniones de la Junta de Portavoces y en la Comisión informativa de Hacienda -que ahora preside-,  previa a la sesión plenaria sobre los presupuestos.

La portavoz del Grupo Mixto asegura que ha informado de la decisión de posponer el pleno de los presupuestos a Pilar Carbonero (PSOE), a Antònia Gener (PP) y a Maite Salord (PSM), así como asevera que les ha comunicado la intención municipal de abrir su participación para conseguir consensuar los gastos e inversiones del próximo año. El único partido de la oposición que no ha sido informado ha sido UPCM.

PRIMER AVANCE
El Grupo Mixto hizo público el pasado 28 de octubre un avance de la propuesta de presupuestos para 2009. La intención municipal es la de rebajar el IBI en un 3 por ciento el próximo año. El alcalde, Llorenç Brondo, y la portavoz municipal, Antònia Salord, avanzaron la voluntad de reducir el coeficiente actual del 0,7 por ciento hasta el 0,685. Si se aprueba esta medida, el Ayuntamiento ha calculado que dejará de ingresar unos 200.000 euros.

La pérdida de ingresos que supondrá la medida se suma a la importante bajada de la entrada de dinero a las arcas municipales con la reducción de la recaudación por el Impuesto de Construcciones y Obras a consecuencia de la crisis. El Ayuntamiento calcula que se dejará de ingresar un millón de euros. A estos datos hay que añadir los 234.000 euros que el equipo de gobierno había previsto ingresar con la subida de algunas tasas que no se aprobaron en el pleno de octubre.

Como consecuencia la contención del gasto deberá ser una realidad. El Grupo Mixto quiere recortar los gastos en los capítulos de Personal y gasto corriente. No obstante, Brondo hizo entonces una excepción. "Es necesario el refuerzo del personal de atención familiar y servicios sociales dado el contexto en que nos encontramos".

En este sentido, Antònia Salord quiso dejar claro que "estrecharse el cinturón no implicará reducir los servicios a los ciudadanos". En este sentido, el alcalde puntualizó que "el Ayuntamiento no se ha parado ni se parará, incluso con la reducción de los sueldos seguimos trabajando".

Ahora bien, el alcalde y Salord apostillaron que "a pesar de recorte en los gastos, nuestra voluntad es mantener las subvenciones a las entidades culturales, sociales y deportivas de la ciudad, que representan unos 600.000 euros del presupuesto".

El Ayuntamiento también tendrá que tener en cuenta los pagos pendientes que será necesario analizar para que cuadren las cuentas con la previsión de reducción de ingresos. A la vez, el equipo de gobierno baraja la posible concesión a una empresa externa de la gestión del servicio de suministro de agua, una medida pendiente del informe económico sobre su viabilidad que solicitó el PSOE a través de una moción que fue aprobada por el pleno.

PSOE y PSM, a la espera, y críticas del PP y UPCM
La aprobación de los presupuestos de 2009 se convierte en un reto en el Ayuntamiento de Ciutadella en un contexto de crisis política abierta, en el cual Brondo y su equipo gobiernan en minoría. Inicialmente, el día para aprobar los presupuestos se había fijado para el 30 de diciembre, una fecha que se pospone hasta después de la festividad de Sant Antoni. Pilar Carbonero (PSOE) y Maite Salord (PSM) coinciden en afirmar en que lo prioritario es conocer la propuesta del Grupo Mixto para estudiarla y poder opinar. Por su parte, Antònia Gener (PP) considera que "mientras el PP fue responsable de la Concejalía de Hacienda nunca se produjo un retraso así, cada ejercicio antes de Navidad los presupuestos estaban aprobados".

La portavoz popular opina que "es una muestra más de la parálisis municipal y de la poca capacidad de gestión. El retraso en los presupuestos perjudica a toda Ciutadella". El concejal Joan Triay (UPCM) asegura al respecto que "están a punto de proponer el disparate presupuestario más grande de la historia del Ayuntamiento". Sus críticas se refieren a la gestión de los proyectos e inversiones del Fondo Estatal.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.