La situación económica de Menorca a debate ante posibles retos de futuro

Guillem López Casasnovas, Joana Barceló, Gabriel Subirats, Joan Rosselló y Clara Fullana hablaron sobre cómo aprovechar la coyuntura actual para asentar las bases de una economía más fuerte

Valorar:
Visto 2 veces
preload

Asistencia. La tertulia congregó a más de medio centenar de personas en el Cercle Artístic de Ciutadella

06-11-2015

isaac pons de rosa    Ciutadella
La crisis económica fue objeto de debate ayer, durante una tertulia-café celebrada en el Cercle Artístic de Ciutadella, en la que participaron el catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra y consejero del Banco de España, Guillem López Casasnovas, la consellera balear de Treball i Formació, Joana Barceló, el conseller insular de Serveis Generals i Formació, Gabriel Subirats, el director general de Presupuestos del Govern, Joan Rosselló, y la directora insular de Agricultura, Clara Fullana.

Con más de medio centenar de personas presentes en la sala, se inició una charla sobre la coyuntura económica que padece Menorca actualmente, y que López Casasnovas definió como "un suflé que ha subido demasiado durante los últimos años, y que ahora toca bajarlo de la mejor manera posible para que el pastel quede bien". Para él, "la velocidad de crecimiento que adquirió la economía era insostenible" y ahora se están pagando las consecuencias. López Casasnovas admitió que la situación es complicada, pero aún así, la de Menorca es mucho mejor que la que padecen otros lugares donde la crisis ha supuesto un auténtico mazazo a todos los niveles.

Por su parte, Joana Barceló explicó los ejes sobre los que están trabajando desde el Govern. Por un lado se refirió a los frentes abiertos para minimizar al máximo la coyuntura actual, a través, por ejemplo, de estrategias para reducir las listas del paro. La otra línea de ataque es la de aprovechar este momento y verlo como la oportunidad para construir un espacio económico más sostenible, en que la calidad suponga un valor añadido. Todo, para disponer de una economía más sólida y resistente ante situaciones de crisis como la de ahora. Barceló también hizo referencia a los sectores que tienen posibilidad de crecimiento, como es el caso de los servicios, el de las nuevas tecnologías, la movilidad y el transporte, o los servicios a las personas a raíz de la Ley de Dependencia.

El director general de Presupuestos explicó las dificultades que supone para el Govern, elaborar unos presupuestos con una falta de recursos tan pronunciada como la actual. Según dijo, Baleares tiene un "agujero económico de 730 millones de euros", por culpa de una financiación estatal que históricamente ha sido muy injusta con las Islas. Este hecho provoca que, con la nueva financiación, se tenga que destinar parte a nuevas inversiones, pero otra parte deberá servir para liquidar deudas.

Consensuar el modelo más beneficioso para Menorca
Una de las cuestiones que se pusieron sobre la mesa, fue la conveniencia de consensuar de una vez por todas el modelo que queremos para Menorca, entre la clase política, el empresariado y los agentes sociales. Esta cuestión fue resaltada por el empresario Josep Caules, para quien es imprescindible situar la Isla, para así poder dirigir los esfuerzos de todos hacia una misma dirección. De este modo, se lograría diferenciar Menorca a nivel turístico, pero también en relación al resto de sectores, todos ellos importantísimos para la supervivencia de los menorquines.

Entre el público se afirmó que Menorca ha perdido una gran oportunidad para diferenciarse del resto del mercado internacional, y que en estos momentos carece de una identidad lo suficientemente interesante. Joana Barceló apuesta por la creación de nuevos servicios e iniciativas a partir de la riqueza cultural, patrimonial y paisajística que posee la Isla.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.