Entrevista a Guillem López Casasnovas

"Que vengan más turistas a la Isla no es la solución"

El catedrático de Economía y consejero del Banco de España aboga por el consenso entre las instituciones, empresarios y sindicatos para afrontar con garantías la situación económica

Valorar:
Visto 8 veces
preload

López. Vaticina un reajuste económico más suave en la Isla

06-11-2015

Toni Seguí    Maó
El catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra y consejero del Banco de España, Guillem López Casasnovas, asegura que 2009 será un mal año para la Isla, a pesar de que la caída no será tan pronunciada como en el resto de las Balears, porque el reajuste económico será más suave. Casasnovas aboga por la reorientación de la actividad productiva y por alcanzar una situación económica sostenible, frente a una economía fundamentada sobre las puntas de consumo, así como la formalización de pequeños pactos entre las instituciones, los empresarios y los sindicatos.

¿Qué criterio debe aplicarse para afrontar la crisis?
Las cosas deben pensarse con la perspectiva a medio plazo. Está claro que muchas actividades productivas deberán reorientarse. La deslocalización es un fenómeno universal, que afecta aquí y otros sitios. Que El Caserío pudiera acabar deslocalizándose estaba cantado, un hecho del que nadie dudaba de que podría pasar. Hay que preguntarse por qué durante estos años en que las cosas han ido bien no nos hemos preocupado del mañana, sino sólo del día a día.

El anuncio de la multinacional Kraft de cierre de la fábrica de "El Caserío" ha pesado como una losa sobre la situación económica de la Isla .¿Cual sería la solución para este problema?
Mi opinión es que deberían hacerse esfuerzos para conseguir un comprador de la fábrica, con lo cual no quiero decir que no se trabaje en este sentido. Está claro que no hay que tirar la toalla.
El descenso de la afluencia de turistas también ha generado una honda preocupación.
Bajo mi punto de vista, que vengan más turistas a la Isla no es la solución para paliar la crisis. Más de lo mismo no es la solución.

¿Por qué usted afirma que la crisis será dura en las Balears, aunque Menorca padecerá sus efectos con menor intensidad?
En las zonas que han crecido menos, la caída será también menor, como es el caso de Menorca. Por contra, la caída será mayor en aquellos sitios que habían vivido en mayor abundancia y por encima de sus posibilidades. Nosotros también hemos vivido por encima de las posibilidades reales de la economía insular, en creación de empleo, abrir las puertas al trabajo para inmigrantes, entre otros. Menorca también ha pecado en este sentido, pero en menor medida que en Eivissa o Mallorca. La situación de la Isla está marcada por unos años previos en los que las cosas no han ido al mismo ritmo que el resto de las Balears. Hay que decir que en economía todo es relativo, seguramente el próximo año será un mal año, pero la caída no será tan importante, debido al descenso de la actividad en el año anterior.

Durante este año se ha producido en la Isla una caída de los proyectos visados, de la matriculación de vehículos y de la actividad económica en general. Cómo se le explica a los ciudadanos en general que 2009 será un mal año, aunque no tanto como en las demás islas?
A nivel individual, a la gente que padece, que en términos relativos las cosas no vayan peor que en otros sitios, comprendo que para ellos esta afirmación no es ningún consuelo. Pero para el conjunto de la economía, si los visados de proyectos habían caído en relación al año anterior, las posibilidades de que caigan son más bajas. Por tanto, el reajuste será más suave que en otras zonas en las que se producirá de golpe. Menorca debe acostumbrarse, por el tipo de actividad económica imperante, a una situación más sostenible. Quiere decir que los restaurantes no pueden proliferar como se ha hecho últimamente, ni tampoco cobrar los precios de estos años, ni que abran las tiendas de souvenirs con el mismo ritmo, puesto que realizan una competencia entre ellos mismos. Esta proliferación estaba fundamentada sobre una punta de consumo. No se puede fundamentar ninguna industria  sobre esta punta, sino sobre el ciclo regular. Cuando las cosas van bien no aumentes la oferta, sino el ahorro para cuando la situación empeore. Lo que se ha hecho cuando las cosas iban bien ha sido incrementar el consumo y la oferta, con lo que se repartía entre todos la miseria que se creaba, esto no tiene ni pies ni cabeza.

Si la crisis es mundial, ¿qué efectividad tienen las medidas que puedan aplicar los ayuntamientos o el Consell insular?
Las administraciones pueden ayudar a aliviar los problemas del paro. La promoción de infraestructuras representa la creación de empleo. Ahora debe invertirse en infraestructuras desde los ayuntamientos o del propio Estado para aliviar la pérdida de empleo. En Menorca, pueden hacerse muchas cosas. Basta con mirar el cableado de las empresas eléctricas y de telefonía y canalizarlo de forma subterránea, proceder a la limpieza de infraestructuras viarias, entre otras.

Como experto en economia, ¿qué mensaje lanza a los menorquines de cara al próximo año?
Las instituciones, los empresarios y los agentes económicos deben confluir sus esfuerzos en una misma dirección, con la finalidad de que la crisis tenga la menor incidencia posible. Planificar de cara un futuro inmediato cuando no existan las industrias tradicionales y buscar un tipo de turismo que no sea más de lo mismo. Hay que buscar alguna medida para que a medio plazo nos posicione mínimamente en lo que ha sido una economía sólida. Ello requiere una cirugía fina, hay que ir con cuidado con las propuestas que se hagan, alcanzar consenso entre instituciones, empresarios y sindicatos, con la formalización de pequeños pactos, para construir el futuro de Menorca.

Tertulia café en Ciutadella sobre la situación económica
El grupo de economistas de Menorca ha organizado para esta tarde una tertulia-café para tratar sobre la coyuntura económica de la Isla. Este acto, que está abierto a la participación de cualquier persona interesada en el tema, se celebrará a las 16,15 horas en el Cercle Artístic de Ciutadella.

La tertulia-café contará con la participación de la consellera de Trabajo del Govern balear, Joana Barceló; el director general de Economía del Govern, Joan Rosselló; la directora insular de Agricultura del Consell, Clara Fullana; y el catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra y consejero del Banco de España, Guillem López Casasnovas.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.