Aprobado el presupuesto municipal con la abstención del PP

Ferreries gestionará 6,5 millones en 2009

Los populares alertaron del nivel de endeudamiento y pidieron un plan económico financiero que fue rechazado

Valorar:
Visto una vez
preload

plenario. La mayor parte de los grupos se refirieron a este presupuesto como ?el único posible?

06-11-2015

G.Q.    Ferreries
El Ayuntamiento de Ferreries aprobó anoche, en una sesión plenaria de carácter extraordinario, su presupuesto para el ejercicio de 2009 sin ningún voto en contra, ya que el Grupo Popular anunció e hizo efectiva su abstención a las grandes cifras municipales "como un paso adelante para llegar a un acuerdo que permita llevar a cabo un plan económico-financiero".

El portavoz del PP, Vicent Coll, había alertado, en su turno de explicación de voto, del nivel de endeudamiento del Consistorio y de que las cifras que en este capítulo ofrecía el concejal de Hacienda, Francesc Pons Morlà, "daban por hecha la venta de dos solares que no pudieron ser enajenados ni en 2007, ni en 2008". Además incluyó otros créditos, como el del Consorcio Pla D, -que, según le respondió el concejal de Hacienda, había sido sufragado en gran parte por otras administraciones-, y con los cuales la deuda municipal podía llegar a ser del 48 por ciento, e incluso mucho más.

Por otra parte, Coll reconoció que "en algunos proyectos podemos estar de acuerdo y en otros no", e hizo especial hincapié en el de la nueva "escoleta" debajo de un bloque de pisos de VPO, "que van a salir carísimos" y contra el cual habían emitido su voto en un punto anterior.

Contención y cierto riesgo
Ésta no era, desde luego, la opinión de los grupos que integran el equipo de gobierno, cuyos portavoces aseguraron que el presupuesto "no podía hacerse de otra forma" y lo apoyaron sin apenas comentarios. El concejal de Hacienda, en su defensa del proyecto, coincidió con esta valoración y destacó que las grandes cifras de Ferreries seguirán, en líneas generales, las de anteriores presupuestos. Tanto Pons Morlà como el alcalde Josep Carreres definieron el ayer aprobado como "un presupuesto austero y prudente, pero con una cierta dosis de riesgo, porque Ferreries tiene muchas necesidades y hay que seguir adelante, ofreciendo estos servicios". Ambos destacaron la importancia de las ayudas procedentes de otras administraciones y, en este sentido, el concejal de Hacienda elogió las "buenas gestiones políticas que se están realizando para conseguirlo".

Pons Morlà apuntó, en el capítulo de ingresos por recaudación, que sólo subirán las tasas del cementerio, que permanecían invariables desde hace cuatro años y que el incremento del IBI no lo es del impuesto en sí, sino que es debido a la revisión catastral de los inmuebles de Ferreries que hubo hace tres o cuatro años y que fijó una subida del valor a abonar por anualidades.

En cuanto al plan económico-financiero propuesto por Vicent Coll, el concejal de Hacienda lo rechazó, habida cuenta que tales medidas deben aplicarse "cuando el nivel de endeudamiento llega al 110 por ciento, muy lejos del Ferreries que sólo está en el 24". Además, Pons Morlà recordó que el periodo en que la deuda municipal fue mayor fue "en 2003, cuando el PP formaba parte del equipo de gobierno, cuando llegamos al 51 por ciento", dato éste que Vicent Coll aseguró no constarle en las cifras oficiales que figuraban de los documentos que había estado manejando.

En el capítulo de inversiones, que supera el millón y medio de euros, la mayor parte irá destinada a la nueva "escoleta", mediante convenio con otras administraciones; la construcción de un pabellón cubierto en la zona deportiva escolar; la compra de un local y diversas mejoras en instalaciones deportivas de baloncesto y petanca. "Hay que aprovechar la coyuntura política para hacerlo -afirmó el alcalde- y no podemos dejar que nos pase este tren".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.