Las cuentas de la institución se aprobaron ayer con los votos del PSOE y PSM-Els Verds

Pons Vila reprocha al Consell la falta de contención del gasto

La portavoz del Grupo Popular aseguró que el Presupuesto General de 2009 no reúne medidas para afrontar la crisis estructural que padece Menorca

Valorar:
Visto 6 veces
preload

Despedida. El último pleno del año dio paso al tradicional encuentro navideño, un aperitivo en las dependencias de la sede insular

06-11-2015

F. Saborit    Maó
El pleno del Consell aprobó ayer las cuentas que marcarán la acción de gobierno en 2009, un Presupuesto General de 74,5 millones de euros que obtuvo el apoyo de la mayoría de izquierdas y que recibió los votos en contra del PP. El debate plenario monográfico no deparó sorpresas. La aprobación del Presupuesto supuso el rechazo de la enmienda a la totalidad presentada por el Grupo Popular, así como de las enmiendas parciales.

La portavoz de la oposición, Juana Francis Pons Vila, recriminó al equipo de gobierno que no realice "un auténtico esfuerzo de contención" y aseguró que el gasto de personal en la institución "sigue siendo insoportable".

El organigrama del Consell volvió a ser motivo de confrontación, ya que el PP solicitó el recorte de las direcciones insulares, a lo que el conseller de Servicios Generales y Trabajo, Gabriel Subirats, respondió pidiendo a la oposición que concretara los directores a eliminar. El responsable del área económica aseguró que el Presupuesto General es "prudente y responsable" y subrayó que aumentan la inversión productiva y la protección social porque "el equipo de gobierno está muy atento a la situación que nos ha tocado vivir".

Pero la portavoz del Grupo Popular consideró que las cuentas presentadas por el PSOE y PSM-Els Verds no recogen proyectos adecuados para responder a la crisis que, según la consellera Juana Francis Pons, es más aguda en Menorca que en las otras Islas, ya que además de padecer la crisis internacional presenta déficits estructurales que el gobierno de izquierdas sigue sin resolver.

Para Subirats el discurso del PP quedó invalidado por la falta de ideas, "de imaginación" y de alternativas. "Si aprobáramos sus propuestas Menorca, además de crisis, tendría un caos", espetó el conseller de Servicios Generales a la portavoz de la oposición. Pons Vila aseguró por su parte que la crisis actual demuestra que el modelo de crecimiento menorquín se basaba en la construcción, que las competencias en Ordenación Turística no han servido para mejorar el producto o la actividad del primer sector económico y que el Consell no es ejemplo de austeridad., ya que la congelación de sueldos "es una operación de maquillaje mediático, un gesto de cara a la galería".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.