Las primas del millonario no tienen intención de recurrir el testamento

Maria del Pilar y Maria del Carmen Arregui Llabrés expresan su deseo de que la Fundación que podrían fundar los Príncipes de Asturias con la fortuna de Balada beneficie a Menorca.

| Ciutadella |

Valorar:
Visto 52 veces
preload

Vínculo. Las hermanas Arregui vivieron en esta casa con la madre de Balada y el millonario cuando se quedaron sin padre. - Cris

06-11-2015

María del Pilar Arregui Llabrés y su hermana María del Carmen han saltado al primer plano de la actualidad sin quererlo ni beberlo. Son las únicas familiares directas de Juan Ignacio Balada Llabrés, y han visto cómo su primo dejaba un testamento que ha sorprendido a propios y extraños. En varios medios de comunicación se había especulado con que podrían impugnar el legado que su primo ha dejado a la Casa Real, pero ellas aseguran, en una entrevista para este periódico, que no es su intención. Salen a la palestra para contestar a lo que consideran especulaciones gratuitas de algunos medios de comunicación, asegurando desconocer la dimensión de la fortuna de su primo y expresando su voluntad de que ésta revierta en beneficio de la sociedad menorquina a través de la fundación que debe fundar el Príncipe de Asturias.

¿Durante los últimos meses, a lo largo de su enfermedad, acompañaron ustedes a Juan Ignacio Balada?
Hemos estado a su lado ayudándolo y dándole compañía. Era nuestro deber moral, pues estábamos en deuda con su madre. Durante la guerra perdimos a nuestro padre por lo que mi madre, la doctora María Llabrés, decidió volver a Menorca con mi hermana y conmigo. Al llegar a la Isla no teníamos ingresos, y mientras mi madre tramitaba su plaza de médico titular nos instalamos en la casa de nuestra tía Catalina (madre de Juan Ignacio) en Ciutadella, que nos acogió durante más de un año. Nunca quiso que le compensáramos, por esto ante la enfermedad de nuestro primo no dudamos ni un instante, se nos presentaba la oportunidad de devolver el inmejorable trato que nos dispensó su madre.

¿Conocían la última voluntad de su primo, hecha pública ahora mediante su testamento?
Nosotras no conocíamos la última voluntad de nuestro primo hasta después de su fallecimiento. Tampoco conocíamos, ni de hecho conocemos actualmente, la dimensión de su fortuna.

Algunos medios han señalado que son ustedes personas millonarias y no precisan de la herencia de su primo. ¿Es eso cierto?
Realmente tenemos una posición económica cómoda y desahogada, pero distamos mucho de lo que se puede calificar como personas millonarias.

¿Compartían alguna propiedad con su primo Juan Ignacio Balada Llabrés?
Sí, como la mayoría de sus bienes provienen de diversas herencias familiares, en tres de estos bienes inmuebles compartimos la propiedad. Precisamente uno de ellos, Binitalaiot, ha acogido todos los veranos desde hace bastantes años los campamentos infantiles y juveniles organizados por los Salesianos. Tenemos la mejor disposición para poder alcanzar acuerdos con los herederos y para ello colaboraremos con el albacea.

¿Tienen alguna intención de recurrir la herencia?
Nuestro primo ha manifestado su voluntad, y en principio no tenemos ninguna intención de recurrir. Además, tenemos la convicción de que se van a resolver amigablemente los asuntos pendientes.

¿Cómo llevan ustedes este protagonismo sobrevenido, que les ha situado en la palestra de los medios de comunicación a nivel nacional casi sin darse cuenta?
La verdad es que no teníamos ninguna intención de convertirnos en protagonistas y hubiéramos preferido permanecer en el anonimato. Sin embargo algunas afirmaciones falsas y las especulaciones gratuitas de algunos medios nos han dolido y empujado a realizar estas aclaraciones. El poder de la prensa y la televisión es enorme y un protagonismo involuntario como este siempre coge a una persona desprevenida. Pretendemos hacerle frente con tranquilidad y buen ánimo, intentando no perder la cabeza ni dejarnos arrastrar por la vorágine. Simplemente pedimos el mayor respeto a todas las personas implicadas en esta situación.

¿Tienen ustedes alguna idea respecto a la fundación que su primo encargó crear a los Príncipes de Asturias con el objetivo de promover el interés general?
Dadas nuestras raíces menorquinas y el origen familiar de las herencias que han alimentado la fortuna que permitirá constituir la Fundación, nos alegraría que ésta estuviera muy vinculada a Menorca y que sus actividades favorecieran a la sociedad menorquina.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.