Los impuestos del legado se deben pagar al Govern en cuatro meses

El porcentaje a aplicar será alto, ya que se trata de una transmisión importante y a titulares ajenos a la familia, y afecta al conjunto de los bienes heredados

| Maó/Ciutadella |

Valorar:
Visto 4 veces
preload

Farmacia. Algunos testigos aseguran que ayer se vieron las puertas del establecimiento abiertas - GEMMA

06-11-2015

El receptor final de la herencia del empresario de Ciutadella Juan Ignacio Balada Llabrés deberá abonar en un plazo de cuatro meses (la ley establece seis desde la muerte del autor del testamento) los impuestos correspondientes a las sucesiones patrimoniales. Sin duda será un porcentaje elevado dentro de los márgenes que establece la ley, ya que se trata de un montante importante y la herencia recae, en principio, en unos titulares ajenos a la familia del finado. El importe del impuesto irá a parar a las arcas del Govern balear.
El impuesto se calcula sobre el total de los bienes transmitidos, bien sea dinero en efectivo o propiedades. Y es conocido que Juan Ignacio Balada contaba con un importante surtido de propiedades en Ciutadella, algunas de titularidad compartida. Además, se trata de propiedades importantes en cuanto a su valor.

Juan Ignacio Balada carece de herederos legitimarios, aunque existe una remota posibilidad de que sus primas acaben recibiendo la herencia en cuestión, según algunos expertos consultados. En principio Balada, al carecer de legitimarios, podía hacer lo que quisiera con su legado sin limitación alguna. No obstante, si los distintos beneficiarios fueran renunciando a la herencia (cabe recordar que en principio recae en la Casa Real y, si ésta renuncia, en el Estado de Israel), se iniciaría lo que se denomina sucesión intestada. En esta sucesión intestada se van determinando distintos posibles beneficiaros por relación familiar, y los primos están incluidos dentro de este abanico, de hecho son el último escalón contemplado. La hipotética renuncia de las primas de Balada dejaría la herencia en manos del Estado.

La hipotética renuncia a la herencia por parte de la Casa Real se podría complicar si el testamento de Balada estableciera a los integrantes de la Familia Real menores de edad como beneficiarios directos. En este caso, la renuncia debería venir avalada por la decisión de un juez, algo que es bastante complicado ya que el legado, en principio, no presenta condicionantes de carácter negativo. Pero esto sólo son posibilidades.

La farmacia Llabrés permanece abierta durante unas horas 

Ayer por la tarde, durante un rato, la antigua farmacia Llabrés ubicada bajo Ses Voltes permaneció con las puertas abiertas de par en par sin que, aparentemente, nadie entrara o saliera del edificio. Según varios testigos, alrededor de las 17.30 horas, tanto la reja exterior como la puerta de madera del inmueble estaban abiertas. Otras fuentes confirmaron estos hechos sobre las 18 horas, aunque escasos minutos después, las puertas ya estaban cerradas y aseguradas con unas cadenas en las rejas.

Se trata de algo que carecería aparentemente de importancia, pero que atendiendo a las informaciones que apuntan a que en Ciutadella no hay herederos de las propiedades del fallecido Juan Ignacio Balada, se abre un interrogante sobre quién pudo abrir el local.
Fuentes de la Policía Local aseguraron no tener conocimiento de los hechos. En los mismos términos se pronunció la concejala de Cultura, Maite Salord. 

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.