La herencia irá al Estado israelí si la Casa Real renuncia a ella

Los Salesianos confían en poder seguir utilizando en usufructo la casa de colonias de Binitalaiot, cuya titularidad es también de dos primas del difunto

| Ciutadella |

Valorar:
Visto 4 veces
preload

Repercusión. Un gran número de webs se hicieron eco de la noticia - ARCHIVO

06-11-2015

Los bienes legados por el empresario menorquín Juan Ignacio Balada Llabrés a la Casa Real podrían ser entregados al Estado de Israel si los Príncipes de Asturias decidieran renunciar a la herencia. Así lo confirman fuentes contrastadas, que señalan que el documento firmado por Balada incluye una cláusula que avala esa vía en el caso de que los miembros de la Corona decidieran no aceptar los bienes o poner en marcha una fundación que vele por el interés general.

Según ha podido averiguar este periódico, la familia del empresario e inversor fallecido el pasado 18 de noviembre no tuvo noticia del contenido del testamento hasta que hace unos días se hiciera público, por lo que no intentaron modificarlo ni han planteado reclamación alguna.

Farmacia Llabrés
Entre los bienes de Balada figura la Farmacia Llabrés, que hace unos años fue declarada como Bien de Interés Cultural por Patrimonio del Consell. En ese sentido, el titular de dicha área, el conseller Joan Lluís Torres, valoró positivamente el hecho de que un bien semejante pueda ir a parar a manos de la Casa Real, ya que de esa forma "se asegura aún más su supervivencia".

Por otra parte, y en respuesta ante aquellos que apuntan que las instituciones menorquinas deberían haber jugado un papel más activo para procurar que los bienes del empresario pudieran haber revertido directamente en la Isla, Torres sostiene que "la gente no se puede oponer a la voluntad de las personas respecto a su patrimonio". En ese sentido, añade que lo que sí toca a las instituciones es velar por ese patrimonio, "como ya hicimos". El conseller recuerda que en su día se llevó a cabo una catalogación y se evitó que se desmembrara la farmacia. "Ahora nos toca seguir trabajando para que si ese bien se destina a patrimonio nacional o a manos del Estado o la Casa Real, se respete y se lleguen a acuerdos con las administraciones competentes para que se pueda conservar", señala Torres.

El conseller recuerda que Balada realizó, a través de su abogado, una alegación al expediente de declaración de la farmacia como Bien de Interés Cultural, que finalmente fue desestimada. El propio Torres, en compañía del por entonces concejal de Cultura del Ayuntamiento de Ciutadella, Manuel Pons Muñoz, visitaron al empresario para informarle puntualmente del proceso.

Por su parte, desde el Ayuntamiento, la alcaldesa Pilar Carbonero, sostuvo ayer una postura muy prudente afirmando que desde el Consistorio poco se puede decir al no saber aún qué ocurrirá finalmente con la herencia.

Binitalaiot
Otro de los bienes incluidos en la herencia de Balada es la casa de colonias de Binitalaiot, cedida en usufructo a los Salesianos. Uno de sus representantes, Miquel Armengol, reconocía ayer que no tienen notificación alguna y que albergan la esperanza de poder seguir disfrutando de las instalaciones en el futuro. El salesiano hizo hincapié en que siempre se mantuvo una buena relación con Balada, así como con sus dos primas, quienes también son titulares de la propiedad.

La noticia de la herencia millonaria para la Casa Real alcanzó ayer una gran repercusión a nivel nacional, especialmente en las páginas webs de los principales periódicos del país, así como en algunas televisiones.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.