Los municipios

Ciutadella

La tradición del señorío

01/06/2017

Valorar:
preload
CIUTADELLA. PLAZAS. PLAÇA DE'S BORN DE CIUTADELLA.

El obelisco de la plaza del Born recuerda el ataque de los turcos a la ciudad en1558.

07-06-2017

La más occidental de las poblaciones fue hasta la dominación británica el centro administrativo, aunque hoy día sigue siendo la capital eclesiástica y sede del obispado. A lo largo de los siglos, los diferentes pobladores le han dado diversos nombres: Jamma, Nura, Minerva, Medina Minurka… Pero fue a partir del 1287, a raíz de la incorporación de Menorca a la cultura cristiana y europea con la conquista de Alfonso III, cuando se impuso el nombre actual, topónimo que proviene del latín y se refiere al diminutivo de ciudad.

El punto neurálgico de Ciutadella es la plaza des Born, donde se encuentra el Ayuntamiento, un edificio del siglo XIX de estilo ecléctico. Justo en el medio de dicha localización está el obelisco erigido en el mismo siglo en conmemoración del desastre ocurrido en el “any de sa desgràcia” (el año de la desgracia, 1558), cuando los turcos saquearon la ciudad. En los alrededores de la plaza también se encuentran los principales palacios señoriales, como los de Torre Saura, Salort, Vivó y Olives, algunos de los cuales se pueden visitar. Cabe recordar que la nobleza aún tiene relevancia en esta localidad, especialmente durante las fiestas populares de Sant Joan.

A pocos metros del Born se sitúa la Catedral de Menorca, que fue construida por orden del rey Alfons III en el mismo lugar que ocupaba anteriormente la mezquita. Las obras comenzaron en el 1300 y finalizaron 62 años más tarde. El templo es un bello edificio de arte ojival, notable por la anchura de la nave, flanqueada por seis capillas a cada lado.

La Catedral marca un punto desde el que se ramifican calles y callejuelas que invitan al paseo, donde se puede encontrar un amplio centro comercial con una gran diversidad de pequeños y medianos establecimientos, así como bares y restaurantes, que se extiende hasta la Contramurada, donde antiguamente estaba ubicada la muralla que protegía la ciudad.

En lo que a la cultura se refiere, es de mención obligada el Teatre des Born, famoso por ser la sede del premio teatral más importante del país, el Premi Born, aunque sus instalaciones están cerradas desde hace tres años a la espera de que se ejecute una rehabilitación integra.

Puerto natural

En contraste con el puerto de Maó, el de Ciutadella resulta de unas características muy diferentes pero igualmente espectacular. La anchura máxima de esta entrada natural es de 500 metros en su bocana, aunque la ensenada se estrecha considerablemente según avanza hacia el otro extremo, lugar que los menorquines denominan “colàrsega”. Su belleza se puede comprobar con un paseo hasta el Castillo de Sant Nicolau, infraestructura defensiva construida durante el siglo XVII en la entrada del puerto para poder avistar la aproximación de bajeles turcos a la Isla.

Desde el centro del pueblo se puede acceder a la rada por varias vías, aunque las más utilizadas son las bajadas de Cap Llonch y de la Costa Marina, donde durante la época estival se suelen colocar mercadillos artesanales y en ocasiones se organizan conciertos al aire libre. También se puede llegar a través de la Costa de Sant Joan, una vía que parte desde el Museo Municipal de Ciutadella de Bastió de sa Font y continúa por el Pla de Sant Joan. Con la entrada en funcionamiento este año de un dique exterior, donde ahora operan las líneas comerciales, el puerto queda ahora reservada para embarcaciones de pesca y deportivas.

El puerto de Ciutadella es conocido por ser el escenario de un fenómeno natural muy curioso denominado “rissaga” y que consiste en la oscilación del nivel del mar, comenzando con unas variaciones pequeñas pero que pueden llegar a dejar al descubierto el fondo marino del puerto en su zona menos profunda. La última gran “rissaga” se produjo en el año 2006, con una oscilación de casi cuatro metros que destrozó cerca de un centenar de embarcaciones. Las condiciones meteorológicas para que se dé el fenómeno suelen producirse durante los meses de junio, julio y agosto.

 

Piedra angular de la Iglesia menorquina

Levantada por orden del rey de Aragón Alfonso III después de la conquista de Menorca (1287), la Catedral pertenece al estilo gótico catalán de una sola nave de 14,5 metros de ancho, cubierta con bóveda de crucería de seis tramos, con una altura de 23 metros. El templo ha sufrido graves atentados en el curso de la historia. El año 1558 el asalto turco significó la destrucción de todo el mobiliario litúrgico y afectó a su estructura, de manera que en 1626 se hundió una parte de la bóveda, que en su reconstrucción se tradujo en una mayor profundidad en algunas capillas laterales.

Catedral

A finales del siglo XVI se construyó la primera capilla del Santísimo en la parte posterior del ábside (actual sacristía capitular), en los últimos años del XVII se habilitó la capilla de las Almas cerca del campanario y en el XVIII el cuerpo exterior que cobija el reloj.

Constituida en Catedral el año 1795, la iglesia de Santa María de Ciutadella experimentó importantes reformas a lo largo del siglo XIX: como la portada neoclásica de la fachada principal que escondió el antiguo portal gótico, descubierto de nuevo recientemente, y las sucesivas capillas del santísimo enfrente del portal lateral. Al estallar la Guerra Civil, en 1936 la Catedral saqueada nuevamente y se perdió todo el patrimonio mobiliario y documental. Durante el pontificado del obispo Dr. Pascual (1939-1967) se llevó a cabo una restauración y reforma sustanciales.