XXXIV Copa de la Reina de Voleibol - hoy a las 12 horas

El Valeriano Allés, a la final

El conjunto de Ciutadella volvió a encandilar a su público ayer en el pavelló. 2.400 personas siguen empujando a su equipo, que supo derribar al actual líder de la Superliga de volei

Valorar:
Visto una vez
preload

Otra fiesta. Jugadoras, técnicos y afición, volvieron a marcar un gran partido ayer en Ciutadella ante mucha gente

06-11-2015

Bep Joan Casasnovas    Ciutadella
Lo del Valeriano Allés Menorca sigue siendo increíble. Derrotó al líder de la Superliga, el Albacete, en otra noche de ensueño y para la historia. Además arropado por 2.400 personas apiñadas en un pabellón de gala. Y en el CV Ciutadella, el sueño sigue tras plantarse en la final de la Copa de la Reina ante su afición y la primera vez que participa en este evento.

A pesar de anotarse el Albacete el primer punto del partido, el Valeriano Allés cogió pronto la cuerda para tomar la iniciativa en el marcador (6-4).

El Albacete le jugó siempre de cara al cuadro local y en ataque y en el servicio arriesgó siempre hasta el límite. En ocasiones le fue bien, en otras, balones fuera. Eso alimentó el marcador del Valeriano Allés, que además hacía su juego, aunque no muy ajustado. El Albacete defendió muy bien en la primera y en la segunda línea y superarlas se hacía complicado  para las rojillas.

Las ventajas locales fueron importantes (13-8 y 16-12). Pero el líder de la Liga era mucho líder. Des de una gran defensa las de Chema Rodríguez se levantaron bien (16-15) y tuvo que ser Marcela Ré quien liderara el juego en la red para poner un 19-15. Ajustó las tuercas del bloqueo local para pintar un 22-17 esperanzador. Hasta el final de set, fueron una retahíla de bloqueos con carácter (25-18). El Valeriano Allés Menorca dio el primer paso (25-18).

En el segundo set la ventaja inicial fue del Albacete (3-4), pero rápidamente se repuso la escuadra roja para llegar al tiempo técnico con 8-6. Aquí llegó un momento álgido del Valeriano Allés. Espectacular el nivel de juego en defensa de segunda línea con una estratosférica Nine Larroza, un bloqueo como el acero y un ataque demoledor (16-10). El técnico visitante realizó un triple cambio para parar a un Valeriano Allés Menorca de muchos quilates. La exhibición llegó al 18-13, pero el Albacete fue una 'roca' difícil de descuartizar. Desde los balones de Carvalho a los mazazos de Sandell, el Albacete se animó (19-17). Fiorenza puso en pista a Tico González y, como en cada set, el refuerzo de Elena Esteban, y se paró a las manchegas (22-18). Hubo error del colegiado que acabó en dos puntos rivales (22-20). Fiorenza paró el juego para instruir a las suyas. La cosa se ajustó 23-22, pero dos bloqueos soberbios de Ati García acabaron con la agonía (25-23).
El 2-0 puso mucho por delante, pero las bermellonas y, sobre todo, Adrián Fiorenza sabían que el Albacete no iba a rendirse. Arrancó de nuevo por delante en el luninoso con 2-5, pero esperó demasiado el cuadro local a reaccionar y las manchegas avanzaron (5-10). Carburó a base de mucho esfuerzo (13-14), pero tiró de nuevo el visitante y fue una advertencia (16-20). Sin embargo la presión ambiental metió mucha fuerza a las rojas (20-22) con una inspirada Alejandra García. De nuevo el colegiado dio red local y señaló una invasión a Tico González (21-25). El Albacete recortaba distancias y seguía vivo.

Una tremenda igualdad marcó el inicio del cuarto set. Dudas en ambos lados y un 11-11 de incertidumbre. Patiño hirió la recepción bermellona (11-13) para que Fiorenza pidiera un tiempo muerto. Costó mucho y se veía un Albacete más entero. El Valeriano Allés acusó, quizás, los nervios de una final que veía muy cerca. Sandell se creció en la red con durísimos remates, pero además desde el saque también dañó (14-18). El set estaba complícadísimo y se auguraba un 2-2.
Pero surgió la magia del Pavelló. Surgió una remontada para recordar durante muchos años. Lentamente se gestó la épica, la proeza de otro sueño inimaginable. Empató el Valeriano Allés Menorca a 20-20 y rugieron las casi 2.500 personas ayer. Espoleado el gentió por un ''speaker' de lujo, el Valeriano Allés no podía desaprovechar la ocasión para seguir llenando páginas de gloria para el deporte insular. Ati García con todo su genio y su motivación en un bloqueo, seguidamente falló Patiño un ataque y la final le sonreía a Menorca, Fiorenza reforzó, con mucho acierto, la segunda línea con Esteban y resistió. Un block-out de Alejandra García puso el 24-22 para después ver cómo el Albacete mandaba un balón fuera.

Apoteósico para un club modesto y un premio para la mejor afición de España. Hoy, la final ante el potente, Murcia. Pero quién sabe si habrá más.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.