La adaptación al nuevo entrenador sigue su curso, en opinión del alero croata

"Trabajamos como locos"

El capitán del ViveMenorca admite el mal momento y afirma que el equipo se está esforzando al máximo para conseguir un triunfo ante el Gran Canaria porque se lo debe al club y a la afición

Valorar:
Visto 2 veces
preload

STOJIC. El gran capitán no escatima esfuerzos y afirma que el equipo lo da todo para salir del atolladero

06-11-2015

M.J.U.    Maó
Consciente de lo mucho que se ventila el próximo domingo jugadores y técnicos del ViveMenorca se esmeran en la preparación del choque ante uno de sus rivales malditos en la ACB, el Gran Canaria al que nunca han ganado.

    Mientras Fred Weis trata de demostrar que en Bilbao y en Murcia le descartaron por cuestiones que no tienen que ver con su estado físico, la plantilla quiere abstraerse del entorno aunque ha escuchado la reprimenda pública de su presidente y la advertencia de que, salvo Jeter, todos están en disposición de salir del club antes de tiempo. El capitán del equipo, Mario Stojic, único que ha vivido toda la existencia del Menorca en ACB, sus peores y sus mejores momentos, admite que "estamos en una situación muy mala con ocho derrotas seguidas y todos tenemos ganas de romper esta racha ante Gran Canaria. Sabemos que no les hemos ganado nunca y queremos hacerlo por vencer, segundo porque perdimos el año pasado el último partido contra ellos y porque nunca les hemos ganado".

Stojic no profundiza en el cambio que ha sufrido el equipo con la llegada de Imbroda y afirma que "cada uno tiene su manera, él intenta aplicar su forma de entrenar y nosotros, adaptarnos. Estábamos acostumbrados a un entrenador pero somos profesionales y debemos sacar esta situación adelante y adaptarnos uno al otro lo más rápido posible".

El pésimo partido que jugó el equipo en Valencia quizá tuvo que ver con el sentimiento de culpabilidad que podían tener los jugadores por el despido de Ricard Casas. Al respecto el capitán indica que "jugamos mal, seguro, y ahora mismo la afición y el club están por encima de nuestro rendimiento, lo único que puedo prometer es que el domingo jugaremos un buen partido porque se lo debemos a la Isla y al club y estamos trabajando como locos para encontrar ese espíritu que siempre hemos tenido en Bintaufa. Prometo que nos vamos a dejar la piel". ¿La permanencia, asegurada?, "es complicado hablar de eso porque ahora estamos mal y hay que ir paso a paso".

Stojic tampoco quiere apelar a un posible bloqueo mental que justifique el mal juego porque "ahora mismo da igual si es mental, corporal o espiritual, hay que ganar el domingo y dejar de pensar en las razones".  Para reaccionar ya en el próximo partido "necesitamos primero corazón y un juego mejor del que hemos demostrado últimamente, estas dos cosas junto a la afición serán suficientes el domingo".

El hecho de que el presidente haya anunciado que habrá cambios en la plantilla y que no piensa respetar los contratos de los jugadores que corte porque ellos tampoco han cumplido su parte, ha sido acogido por el vestuario con moderación, o al menos así lo señala su capitán, "son cosas del presidente, él tiene derecho a decir lo que quiera y nosotros lo respetamos pero tampoco podemos influir en ello, lo único que nos preocupa es nuestro juego y el resto son decisiones del club.

La llegada de Weis puede ser positiva para el grupo. Stojic señala que "es un jugador experto de la ACB pero ha llegado ayer y aún no le hemos visto demasiado para dar una opinión".

A nivel particular Stojic sabe que su temporada está siendo, hasta ahora quizá la más irregular de las cuatro que lleva en Menorca, aunque se muestra optimista al señalar que "para dar una opinión de mi temporada hay que esperar al final. Yo ahora me quiero poner en el mismo barco porque somos un equipo y pienso sólo en cómo ayudar al grupo y no en mis números o ser más protagonista".

Weis, apto para jugar
El fichaje de Fred Weis por el ViveMenorca puede quedar cerrado en las próximas horas una vez comprobado que el jugador francés está en condiciones médicas aptas para jugar. El pívot ha ido superando el test de esfuerzo y el reconocimiento médico a que se ha sometido desde su llegada sin ningún contratiempo. Pesa 124 kilos, cuando su peso más habitual ha sido de 125, y levanta 2,18 metros desde el suelo.

Weis realizó ayer las dos sesiones de entrenamiento soportando el ritmo del grupo aunque sí es cierto que su condición física es corta y debe mejorarla con entrenos y partidos. Si hoy no existe contratiempo en las sesiones de trabajo no habrá ningún impedimento para que Imbroda pida su fichaje en detrimento de Boisa y le haga debutar el domingo ante el Kalise. Ésta será la segunda medida adoptada por el club para reflotar a un plantel en horas bajas tras haber decretado el cambio de entrenador. Tras el partido ante el Kalise se prevén uno o dos cambios más si el club encuentra alternativas en el mercado.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.