El empate del Sporting en Inca es el séptimo fuera de casa y el Mercadal vuelve a la zona de descenso

Las goleadas en Ciutadella y Alaior obligan a reaccionar

El balance del fin de semana entre los menorquines de Tercera es malo, pero en Los Pinos y Sant Antoni el análisis es especialmente crudo y toca mejorar

Valorar:
Visto una vez
preload

duro fin de semana. El fútbol menorquín de Tercera vivió el pasado domingo una mala jornada

06-11-2015

S.G.     Maó
Trece goles en contra y seis a favor. Un solitario empate y tres derrotas, dos de ellas con sendas "manitas" en propio campo... Mal balance trajo el fin de semana y malas sensaciones sobre todo en el CE Alaior y en el Atlètic Ciutadella, los equipos que encajaron cada uno cinco goles y que ven empeorar su situación. El otro perjudicado, el CE Mercadal, casi estuvo a punto de sacar algo positivo, pero su reacción se quedó corta y vuelve a la zona de descenso. Mal sabor de boca dejó también el empate -sexto fuera de casa- a un gol del Sporting en su visita a Inca, pero su situación no varía en exceso.

En Alaior el tema no funciona. La mala racha de los de Pere Vadell se remonta desde el pasado 16 de noviembre del pasado año, cuando se impusieron al Manacor en Los Pinos (2-0). Desde entonces, sólo han sumado tres puntos en otros tantos empates... sobre 30 puntos posibles. En números redondos, 10 jornadas sin ganar.

La última derrota es especialmente dura: un 2-5 ante un Soledad que en primer cuarto de hora ya contaba con un lacerante 0-3. El equipo blanquinegro sigue fuera de peligro (13º, 25 puntos), pero está viviendo de la renta que dio un inicio de campeonato excelente, y esa renta no va a durar eternamente.

El disgusto de Pere Vadell  
"Soy el primer disgustado. Sinceramente, no me lo esperaba, pero el análisis es muy sencillo y tenemos lo que tenemos", asegura el técnico del CE Alaior. Y su análisis es haber perdido "muchos puntos de pura mala suerte, y tener una plantilla corta que después ha sufrido seis bajas (Juli, Del Río, Romero, Sampo, Villalonga y Marko). Hemos tenido lesiones importantes, la última de Toni Riudavets se nota. El domingo, por ejemplo, en el banquillo tenía a tres jugadores de Regional", dice a modo de disculpa.

"Soy consciente de la falta de puntos y de los diez partidos sin ganar. La dinámica es la que es y no la voy a esconder", afirma Vadell. Sin embargo "estamos con los mismos 25 puntos que el año pasado a estas alturas y con uno más que hace dos años. El objetivo de llegar a los 48 puntos se mantiene y el equipo lucha hasta el final. Si viera lo contrario, sí encendería la luz de alarma".

Esa luz de alarma podría encenderse si no se recupera el rumbo. El técnico no se ve cuestionado. "Me veo capacitado y considero que la directiva se merece un diez porque casi no hay recursos y no se puede estirar más, pero si es para mejorar, que venga quien sea", asegura. El próximo partido, Ferriolense en Mallorca.

Paciencia con el Atlètic
En Sant Antoni también cayó una buena lluvia de goles, en un año que precisamente no va a ser para recordar con tanto problema económico e institucional. Referirse a esto último parece reiterativo, pero es una condición sine qua non que explica la situación actual: todos los líos que ha tenido el club han desestabilizado a un equipo que tuvo una racha excelente -cinco victorias consecutivas entre principios de octubre y noviembre del año pasado- y que ahora, con seis jugadores nuevos a los que habrá que darles un margen de adaptación, más la lesión de un jugador importante como el portero Jesús Sastre, ve como su bagaje en los últimos cinco partidos es de un solitario punto, perdiendo sus últimos tres encuentros.

El equipo que dirige Yeray Rodríguez sigue en la 11ª posición con 29 puntos y la próxima jornada visita al difícil Binissalem. El técnico canario reconoce que "el tema está complicado y es el momento de estar muy serenos, porque la gente solamente ve el resultado, pero con tantas cosas que nos han pasado y ahora con los nuevos fichajes, es inevitable que debamos tener un margen de tiempo para centrarnos". ¿Cuánto tiempo? "Tres semanas para mejorar cosas tácticas, para tomar automatismos". Veremos: la liga no perdona.

"Si siguen así, ya podemos subir a los de la Regional"
El pasado jueves el Atlètic hizo oficial la vuelta de Sebastià Marquès, "Marcelino", como director general del club. Tras dos años y medio alejado del fútbol, el contestado directivo vuelve con intenciones claras. El del domingo "fue el primer partido que veía del primer equipo", y vio "un nivel de juego bajo" y a "muchos jugadores desubicados, mucha gente nueva a la que hay que dar confianza y verlos 4 ó 5 partidos" . Pero primer aviso: "si siguen así, ya podemos subir a los de la Regional".

Otra aseveración: "El equipo ahora no está en la UVI, pero sí en planta" y, socialmente, el club "me preocupa. Hay muy pocos socios y va poca gente a Sant Antoni".

Su solución es "futbolistas de Menorca con un sueldo normalito y su trabajo, cuidar la cantera, quedar lo más arriba posible y no generar ni un euro más de deuda. Si no se puede hacer más, se baja a Regional y punto" ya que "el año que viene se debe reducir el presupuesto a la mitad. El club será lo que quiera la gente".

Con todo, Marcelino quiere emitir un mensaje de confianza. "Un Atlètic mejor es posible. Si no no me metería otra vez en esto".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.