El ViveMenorca tiene al Real Madrid en el Pavelló este domingo y dos desplazamientos complicadísimos después a Málaga y Vitoria

"Tourmalet" para empezar el año

Valorar:
Visto 3 veces
preload

No tuvo su día. Bazdaric no jugó su mejor partido, aunque sigue siendo de los destacados del equipo

06-11-2015

S.G.    Maó
La sensación de que en San Pablo el ViveMenorca podía haber hecho algo más flotó entre la expedición del ViveMenorca que ayer a primera hora de la mañana volvía a Menorca desde Barcelona. Vencer en Sevilla suponía, por un lado, poner un plomo más en los pies de un rival directo como este Cajasol que lo está pasando fatal, y por otro sumar una victoria que, teniendo en cuenta el terrible inicio de año que tiene el equipo -recibe este domingo al Real Madrid y viaja posteriormente a Málaga y Vitoria, ambos seguidos, algo parecido a un "Tourmalet" ciclista- significaba aumentar el "colchón de seguridad" de las victorias con los rivales directos.

Pero lo que ocurrió en la capital hispalense fue lo contrario. Quizá la confianza en el momento de uno y otro equipo y el hecho de haber roto la maldición de perder siempre fuera, como ocurrió en San Sebastián, ayudó un tanto. Pero lo cierto es que el equipo volvió a sufrir esa irregularidad que tanto se paga fuera del Pavelló, y no pudo igualar la estadística de la misma jornada el año pasado: 6 victorias y 9 derrotas -18 equipos-, por 5 victorias y 9 derrotas de ésta.

Falló la columna vertebral
Sin que signifique ello una crítica ácida, lo cierto es que mirando las estadísticas, de los jugadores que han llevado el peso en lo que se lleva de liga, la columna vertebral, únicamente Jeter estuvo a su nivel habitual. Bazdaric no tuvo su día y se quedó en dos puntos y tres rebotes (-3 de valoración), y Eley en seis y los mismos rebotes, aunque arrastraba los restos de un problema físico y se cargó muy pronto de personales.

Por contra, Stojic (14 puntos y 5 rebotes) y, sobre todo, Kaloyan Ivanov -"Carpanta de nuevo al acecho" decían en la web de la ACB ante sus 11 puntos y, sobre todo, sus 18 rebotes- sí estuvieron más acertados, aunque globalmente el equipo estuvo deficiente en el tiro de dos: 40% de acierto (17/42) por 60% de Cajasol (18/30).

También la mirada se dirigía a la aportación de varios jugadores, de los cuales siempre se asegura que en los "intangibles" hacen un trabajo importante, pero que en las estadísticas no dan numéricamente más.

Tres jugadores parece que tendrían que dar un paso adelante que no llega: Vladimir Boisa, Jesús Fernández y Damir Markota, todos ellos destinados a fortalecer el juego interior, sobre todo anteayer, en la que no pudo sumarse Urko Otegui, lesionado, y aportar en el ataque bajo aros.

Boisa fue fichado este verano y desde el mismo club se afirmó que era una "apuesta". Pero, de momento, no se puede decir que esté resultando: con él especialmente se ha hablado de los famosos "intangibles", de su trabajo defensivo, para equilibrar sus bajas estadísticas, esperando que éstas mejoren en una posición sensible como la del "cuatro". Se habló también de aclimatación, pero a estas alturas, quizá alguien de su calidad debería dar más respuesta en sus acciones. Algo parecido ocurre con Jesús Fernández, aunque el alicantino parecía que ganaba confianza en San Sebastián y ante el Granada. El último fichaje, Damir Markota, por su parte, sigue teniendo una aportación residual.

Sevilla respira... de momento
La situación del Cajasol sigue siendo mala, pero tras la victoria ante el ViveMenorca lo es algo menos. El equipo de Pedro Martínez y  Oriol Humet, sigue siendo el colista con un pobre balance de 2 victorias y 12 derrotas, y anteayer necesitaba imperiosamente ganar: de no haberlo hecho, la crisis empezaría a tomar un carácter durísimo. De hecho, Mile Ilic no se presentó al partido y será cortado y en el seno de la plantilla no parece haber muy buen ambiente.

Las ediciones de los periódicos hispalenses se hicieron eco de la victoria ante los menorquines y, en general, reconocieron que ganar fue un bálsamo. El Diario de Sevilla tituló la crónica del partido con un "Los descreídos vuelven a creer", destacando que "se dice pronto: la segunda victoria con el año natural acabando. Y la primera en casa...".

Por su parte, ABC habla de "Inspiración y sangre fría en el atasco" en su titular, y se refiere también al tiempo sin ganar. "Algo más de dos meses después, con el eco sordo de los tambores de descenso amenazando con hacer acto de presencia en San Pablo", dice.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.