La proliferación de alapívots en el ViveMenorca y el bajo rendimiento de markota cuestionan el equilibrio del juego interior del

¿Y si se lesiona Bud Eley?

La falta de un sustituto que pueda reemplazar con mayores garantías al gran 'center' del equipo, un riesgo peligroso en función del desgaste del americano y toda la segunda vuelta por delante

Valorar:
Visto 2 veces
preload

Mucho Eley. Sustituir al pívot de Detroit es tarea complicada en el plantel mahonés si cae lesionado

06-11-2015

M. J. U.    Maó
¿Qué hacemos si se lesiona Bud Eley, la referencia latente bajo los aros del ViveMenorca? Esa es una de las preguntas que, en cierto modo, altera el justificado estado de optimismo que invade a la parroquia menorquinista gracias al paso firme que sigue el equipo en su cuarta temporada en la Liga ACB.

El disfrute placentero de su mejor clasificación en este momento del campeonato a tres jornadas del final de la primera vuelta  -12º con 5 victorias y 8 derrotas- no descarta la posibilidad de que Eley, que arrastra una peligrosa rotura de fibras que ya le impedía jugar el último partido aunque acabó haciéndolo porque el equipo le necesitaba- pueda caer lesionado a lo largo de la segunda vuelta. El pívot de Detroit que el día 14 del próximo enero cumplirá 34 años, es uno de los mejores 'centers' de la Liga y sustituir su rendimiento individual en la cancha resulta prácticamente imposible. Eley juega 27 minutos de media por partido en los que aporta casi 10 puntos y 6 rebotes. Pero es quizá en los intangibles de intimidación, defensa de los rivales y espacios para sus compañeros, donde su concurso se hace más fundamental. En la plantilla que entrena Ricard Casas no hay sustituto que se le aproxime porque tras la llegada de Markota, existe un exceso de 'cuatros' y una carencia de 'cincos'. Jesús Fernández es la primera rotación de Eley y el domingo realizó un trabajo plausible, pero al final Casas tuvo que arriesgar poniendo en cancha a su americano para invertir la suerte del partido.

Vista esa proliferación de alapívots y el escaso rendimiento que ha ofrecido el último fichaje, Damir Markota cuyos números son los de un jugador de relleno y no los de un profesional de supuesta valía con pasado en la NBA, se hace más necesaria aún la llegada de un pívot nato. Después de 7 partidos y tras casi dos meses en la Isla, el estado físico de Markota es ya el apropiado para ganarse minutos en cancha, y si Casas no lo ha utilizado hasta el momento -7 minutos de media por partido-es porque considera que poco puede aportar al equipo.

Markota es el jugador menos valorado de la plantilla aunque también es el que menos juega, mientras que Marino Bazdaric está en el lado opuesto como mejor integrante del plantel hasta el momento.

El bajo rendimiento de Ivanov utilizado las más de las veces como '4' -13 minutos por partido, 2,3 puntos y 3,3 rebotes-, en el que todavía puede y debe ser su año, también alimenta la conveniencia de tener cubierta la eventualidad de una lesión de Eley. Sólo Urko Otegi mantiene el tipo de regularidad entre todos los interiores de la plantilla con 17 minutos p.p., 5,3 puntos y 3 rebotes.


Ivanov espera su momento y quiere más victorias
El joven alapívot búlgaro, Kaloyan Ivanov, es consciente del rendimiento bajo que está ofreciendo esta temporada, quizá producto de su mala pretemporada por la lesión que arrastró. Ahora le queda "seguir trabajando duro a diario y esperar que llegue mi momento", afirmó ayer tras el entrenamiento.

Respecto a la marcha del equipo, Ivanov señala que "tener cinco victorias es importante para nuestra confianza, pero debemos seguir trabajando duro para lograr más. Contra grandes equipos como el TAU o DKV perdimos en los últimos instantes y ello nos condicionó, pero hemos demostrado que podemos superar situaciones adversas y sacar adelante partidos complicados. Cinco victorias están bien pero hay que ir a por más".

Para Ivanov el equipo "está en un buen momento de forma. Hay optimismo y buen rollo, pero el trabajo sigue siendo el mismo". Ivanov reitera que "podríamos tener más victorias aun y si podemos sacar otra antes de fin de año, mejor".

El domingo frente al Cajasol, el alero menorquín tiene claro que  "forman un gran equipo, aunque la suerte no haya estado de su parte, pero no dejan de ser peligrosos. Cuanto menos suerte tengan, más peligrosos son". Ivanov cree que el nuevo entrenador, Pedro Martínez, les ha dado aire fresco y "son capaces de todo. Nosotros debemos ir a Sevilla a sacar otra victoria, pero no nos lo pondrán nada fácil y somos conscientes de la importancia y complicación del encuentro".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.