La selección española vuelve a aspirar al cetro mundial

| Madrid |

Valorar:
Nunca vista
preload
Selección española de fútbol

Los jugadores de la selección, que en la imagen se abrazan para escuchar el himno antes de su último amistoso, esperan volver a la cima del mundo.

09-06-2018 | Javier Etxezarreta

La selección española ha dejado aparcados los batacazos del Mundial de Brasil 2014 y de la Eurocopa de Francia 2016. Bajo la batuta de Julen Lopetegui ha recuperado la identidad que le llevó a enlazar dos títulos continentales en 2008 y 2012 y el universal de Sudáfrica 2010 y, por lo tanto, vuelve a partir con credenciales de aspirante a luchar por el título.

La Roja’, como fue bautizada por Luis Aragonés, el ‘creador’ del equipo de ensueño, vuelve a brillar con luz propia. Ha completado una fase de clasificación magnífica, sin tacha alguna, en cuanto a juego y resultados.
Lopetegui ha recuperado buena parte de las virtudes que la convirtieron en una de las mejores selecciones de la historia, añadiendo nuevas variantes tácticas. Ha regresado la confianza, la presión alta para anular virtudes del rival y aumentar la posesión de balón. El equipo vuelve a ser un enamorado de la pelota, a desarrollar por momentos rondos de la más alta escuela, a parecerse a aquel ‘tiki-taka’ que enamoró al mundo.

Andrés Iniesta, el autor del gol de la final del Soccer City ante Holanda, se despedirá de la selección tras este Mundial, pero aún le queda magisterio por mostrar en Rusia. Junto a él otros magos, otros ‘locos bajitos’ alrededor del balón, como David Silva, Isco Alarcón o Thiago Alcántara, prometen mucho y bueno.

Lopetegui ha continuado con la ‘transición dulce’ anunciada por su predecesor, Vicente del Bosque. Nuevos nombres que triunfaron en su pasado en la sub-21, han aparecido en el panorama de la Roja, que no obstante mantiene la misma columna vertebral y la ya eterna duda del ‘9’. Ausente de la lista Álvaro Morata, entre Diego Costa, Iago Aspas y Rodrigo Moreno uno se quedará fuera. Es una de las decisiones más difíciles que debe tomar el técnico vasco. Cada uno tiene sus características. Todos han tenido sus momentos en una posición que desde la Eurocopa de 2012, cuando el éxito llegó acompañado en buena parte por la figura del ‘falso 9’ que encarnaba Cesc Fábregas, no tiene un dueño fijo.

Pese a ello, España asume el cartel de aspirante de nuevo, lo recibe con honores en su undécima fase final consecutiva.

Entrenador: Julen Lopetegui (Asteasu, 28/8/1966): Guardameta formado en la cantera de la Real Sociedad, se incorporó al filial del Real Madrid, el Castilla. Fue cedido incluso a Las Palmas y cuando se incorporó a la primera plantilla blanca apenas tuvo opciones. Por ello buscó minutos y progresión en el Logroñés, donde se confirmó como un gran portero y se ganó el fichaje por el Barcelona, pero tampoco tuvo fortuna, así que tuvo que acabar su carrera en el Rayo Vallecano donde fue un jugador importante. Fue numerosas veces convocado por la selección nacional, incluso para el Mundial de EEUU 1994, aunque tan solo jugó un partido.
Como entrenador comenzó en el propio Rayo Vallecano, posteriormente fichó por el Real Madrid Castilla en dos etapas que también aprovechó para mostrar sus conocimientos en canales de televisión. Formó parte del cuerpo técnico de la RFEF durante cuatro años en los que dirigió a selecciones inferiores hasta la sub-21, con la que logró el título Europeo en 2013. En 2014 dio el gran salto al fichar por el Oporto, en el que estuvo algo más de una temporada, y en julio de 2016 fue designado sustituto de Vicente del Bosque como seleccionador absoluto. España no conoce la derrota bajo su mando. Acumula 20 encuentros sin perder.

La figura: Andrés Iniesta (Barcelona) (Fuentealbilla, 11/5/1984): El nombre de Andrés Iniesta figura con letras de oro en los libros de historia del fútbol español. Es el autor del gol más importante de todos los tiempos, el que marcó a Holanda en el minuto 116 de la final del Mundial de Sudáfrica. El manchego es, junto a Xavi Hernández, uno de los padres del estilo que marcó la etapa dorada de la selección española. Magia con el balón en los pies. Visión de juego. Fútbol de seda. Ya le queda, según ha reconocido, poco con el equipo nacional. Pero aún atesora una calidad indiscutible que provoca la admiración de propios y rivales. Tan solo le han faltado a este jugador que ha desarrollado su carrera profesional en el Barcelona —etapa que acaba de terminar para irse a Japón—, a cuya cantera llegó de muy niño desde Albacete, premios internacionales del máximo nivel (fue segundo en el Balón de Oro en 2010 y tercero en 2012). El fútbol, en este sentido, tiene una deuda con Iniesta. Ha sido uno de los más grandes jugadores que ha dado este país.

Equipo tipo (4-2-3-1): El once base está formado por De Gea; Carvajal, Piqué, Ramos, Jordi Alba; Busquets, Thiago/Koke; Silva, Isco, Iniesta; y Diego Costa
Participación en fase finales: 14 (1934, 1950, 1962, 1966, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014).

Mejor participación: 1º puesto, en 2010. Ahora, con todo el Mundial por delante, el combinado que dirige Julen Lopetegui quiere hacer valer de nuevo su condición de selección con galones y no renuncia al favoritismo de ser una de las punteras para conseguir el titulo.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.