Fútbol /// Segunda División B

Cada vez más cerca del abismo

El club sufre una nueva baja. Corbella comunicó el lunes a Borsot que este sábado cogería un barco y no jugaría contra el Sant Andreu y el técnico se queda con once jugadores... de momento

| Maó |

Valorar:
Nunca vista

Resignados, descreídos, enfadados... y determinados a coger la puerta e irse. Ya hay otro jugador que no aguanta más, porque no se cree nada más de lo que pueda decir el señor Paco Segarra, presidente de este club que camina decididamente hacia el abismo.

El delantero Toni Corbella es el siguiente que certifica su salida del Sporting Mahonés. Lo comunicó el lunes al técnico Mati Borsot. Está harto, como lo estuvieron antes Eloy, Oliver, David, Raül, Dani, Iray, Barreda, Alcover, Genís y Arkaitz. Sí, cuentan bien. Son diez. Más el técnico Lluís Elcacho.

“No aguanto más. El sábado cojo un barco, meto el coche y el perro, y me voy de aquí. No jugaré contra el Sant Andreu”. Tajante, directo y sin ambages fue Corbella en la comunicación con el Diari. No es que la decisión extrañe a nadie. De hecho, los que quedan a esta hora -apunten: Micaló, Biel, Berto, Del Moral, Jeroni, Moyano, Barber, Lamin, Sergio, Ignasi y Adrien- tienen la decisión en mente, y no la toman porque esperan el mejor momento.

Ese momento puede ser hoy mismo. Hacia las 16 horas está prevista la sesión de entreno, tras la jornada de fiesta que disfrutó el equipo. En teoría, Paco Segarra debe personarse en Bintaufa para hablar con los jugadores y con los directivos. Según lo que diga, el barco se vaciará del todo, y entonces no valdrá de nada que los juveniles viajen o no viajen a Sant Andreu. Se habrá acabado.

Nadie espera que Segarra se saque un conejo de la chistera, ni que venga acompañado de “Campanilla” y “Peter Pan” con una solución milagrosa. Nadie tiene ninguna esperanza en que las “negociaciones” con el inversor italiano acaben de una manera lógica. De hecho, el mismo Fabio Cordella volvió a insistir al Diari que “hace 15 días que espero el balance oficial. Yo no lo tengo. Le envié un sms y me dijo que los números que me envió son los que son. Pero para mi no es oficial. Sigo esperando”. Quizá Segarra pueda aclarar algo hoy.

Pero los jugadores no le creen. Corbella se va “y no voy a esperar a ver que dice. A buenas horas y ¿con qué rollo va a venir?”, indica el jugador. “Mi agente está a punto de certificar una oferta. Será en Segunda B y en este mismo grupo III”. ¿El equipo? “No lo sé todavía, pero no sufro. Mi agente es de total confianza. Lo que está claro es que me voy”.

El resto está casi a punto. Varios ejemplos. Adrien Goñi, directísimo en Twitter y de su propia voz. “¡Que suene el teléfono ya por favor!”, reclamaba en la red. Y por teléfono, atendiendo al Diari: “había una opción pero dependía de que un jugador se operara para entrar yo. Finalmente no se operará, pero la alternativa está al caer. Las ganas de jugar en Sant Andreu son las justas. Por mi, espero no viajar. ¿Segarra? Me imagino lo que va a decir”. Todo muy claro.

Otro ejemplo. Berto Vaquero. “Desearía que todo fuera bien, por nosotros y por la gente que quiere a este club. Pero está claro lo que va a pasar”, comentaba resignado. ¿Sus opciones? “Mira, yo tengo 29 años y ya está bien de tanta tontería. Me han llegado cosas para salir fuera, pero no me apetece. Lo más seguro es que vaya al Mercadal”. Y su límite. “Si esto no se aclara, el viernes mismo estoy con ellos”.

Otro que podría recalar en Mercadal “o en las otro equipo de Tercera de la isla, porque no me quiero ir de Menorca” es Joan Barber. “Es una lástima. Deportivamente estábamos compitiendo pero esto se está muriendo. Lo del italiano es como una comedia. Mi opción es ir al Mercadal”, indica un futbolista que valora “ante todo tener trabajo. Soy Diplomado en Magisterio. Si se acaba el fútbol, pues nada”.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.