Fútbol /// Segunda División B

El grupo inversor, extrañado porque no recibe el balance

Los italianos continúan a la espera de que el presidente del Sporting, Paco Segarra, les envíe la documentación requerida y ayer volvieron a pedírsela

| Maó |

Valorar:
Nunca vista
preload

Segarra. Los italianos esperan la documentación que le han pedido - archivo

06-11-2015

El grupo inversor formado por cuatro italianos vinculados al mundo del fútbol mostró ayer su extrañeza por la demora en la recepción del balance oficial  y los estatutos del Sporting Mahonés que le pidieron el pasado domingo al presidente del club, Paco Segarra, para decidir si se hacen cargo de la deuda del la entidad y ponen en marcha un nuevo proyecto.

En ese encuentro celebrado en Barcelona se vieron Fabio Cordella, director deportivo del Honved Budapest, como introductor del grupo, y uno de sus integrantes, junto al propio Segarra.

“La verdad es que no es muy normal que aún no nos haya enviado la documentación que le solicitamos”, explicó el portavoz del grupo ayer a este diario, quien reveló que ayer volvió a contactar vía mail con el presidente para indicarle que continuaban a la espera de recibir esa información. Segarra les remitió el lunes un escrito que los italianos consideran insuficiente, “nosotros le pedimos el balance oficial y los estatutos del club, y no una relación de cifras sin oficializar. Sólo a partir de ahí estudiaremos y decidiremos pero si no los recibimos no podemos hacer nada”.

El Sporting presento el balance de la pasada temporada en la última asamblea de socios celebrada el pasado noviembre. En ella se informó que la deuda, a 30 de junio, rondaba los 400.000 euros a los que habría que sumar los impagos de la presente campaña. Segarra dio a conocer públicamente que había aportado al club 1.128.000 euros en sus tres años y medio al frente de la entidad, aunque precisó que pretendía reclamarlos y sólo buscaba el pago a los profesionales del club.

El grupo italiano es consciente de la urgencia de la situación para poder incorporar al equipo de Segunda B los jugadores necesarios que, preferentemente, procederían del mercado sudamericano y africano, aunque también podrían llegar españoles “porque el Sporting es un club español”, indica. El interés por el Sporting Mahonés sólo se mantendría si el equipo sigue en la Segunda División B y, si no llegan refuerzos antes del 31 de enero, las opciones serán mínimas.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.