Fútbol /// Sporting Mahonés

Paco Segarra y Fabio Cordella acuerdan darse unos días

El Sporting se agarra a su única posibilidad para solucionar sus problemas económicos y se siente "esperanzado" de cerrar el trato con el inversor

Valorar:
Nunca vista

“El acuerdo al que se llegó ayer es el de darse unos días. En el corto plazo, se llegará a una decisión esta misma semana. En el largo, la siguiente. Pero no se va a dilatar más. No podemos”, indicó Mati Borsot a “Es Diari”, ante la imposibilidad de poder establecer contacto directo con el presidente del Sporting Mahonés, Paco Segarra, para saber de primera mano la resolución de su reunión de ayer en Barcelona entre él mismo, dos asesores personales suyos que no son directivos y Fabio Cordella, el director deportivo del Honved de Budapest que, en representación de un grupo inversor italiano, estaría muy interesado en encontrar un club que sea una plataforma para colocar futbolistas de proyección en el mercado, y desarrollarlo a largo plazo.

El encuentro se dilató durante toda la tarde-noche, hasta casi las once. Cordella, que conoce la isla por ser representante asimismo de una empresa de vinos italiana que opera también en Menorca, viajó expresamente a Barcelona para tratar con el presidente sportinguista y tener la documentación económica. Segarra y, por extensión el club, están muy interesados y con expectativas para que el acuerdo llegue a buen puerto. En su ánimo estaría el reclamar más información sobre el grupo inversor de Cordella pero a la vez la delicada situación y las pocas vías de financiación en forma de patrocinios fuertes, más la premura en el calendario de fichajes, que finaliza a final de mes, fuerzan a que demanden únicamente la premisa clave y perentoria: el pago de la deuda de un club que no es SAD, y que en lo concerniente en a las denuncias de los futbolistas ascendería a unos 117.000 euros y que, sumando diversos conceptos, se acercaría, según datos del mismo club hechos públicos en su última Asamblea Extraordinaria, a unos 300.000 euros

Piden más información

El hecho de que el club se sienta en una posición “algo debilitada” a la hora de negociar la entrada de estos inversores no impide que éstos no demanden más información sobre el club y sus gestores. De hecho, esto mismo es lo que habría sucedido en el encuentro de ayer. Segarra habría explicitado algo que dio a conocer públicamente en la Asamblea: que su inversión desde la temporada en la que entró a presidir el Sporting Mahonés, la 2008/09, asciende a 1.128.762 euro “y es el límite”. Cabe recordar también que, en dicha Asamblea Extraordinaria, en la que se dio como aprobado el proyecto del “Menorca Club”, el mismo presidente afirmó que si no se llegaba a aprobar se iba “a su casa”.
El acuerdo con Fabio Cordella podría dar un impulso a ese proyecto de un club fuerte que unifique al fútbol de la isla, a pesar de que habría que ver la respuesta de los demás clubs, presumiblemente negativa.

Otro de los puntos que no se trataron es el papel del mismo Segarra en la nueva situación si se llegara a un acuerdo, si sería su salida definitiva o podría seguir como presidente o directivo. También está en cuestión el papel de la masa social, si sería necesaria una votación para dar su visto bueno a la operación.
En definitiva, desde la óptica del club se ve con “cierta esperanza” la operación, que hay “un medio acuerdo” y que, de no darse “está claro que los jugadores que quedan se irían”.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.