Fútbol /// El equipo blanquiazul regresa con los deberes bien hechos y lleva once jornadas sin perder

El Sporting estrena el año sin problemas ante el Campos

El equipo de Esteva disputó una gran primera mitad pero se desinfló en la segunda y no aprovechó la inferioridad numérica del rival desde el minuto 38

Valorar:
Visto una vez
preload

El primer gol. El remate de Rubén supera al portero pero éste choca involuntariamente con su defensa

06-11-2015

María Álvarez     Maó
Once jornadas sin perder, es la racha de la que presume el Sporting Mahonés después de vencer ayer al Campos en el municipal de Bintaufa por 2-0, en un partido en el que el Sporting disputó una gran primera mitad, pero no supo mantener esa intensidad durante los noventa minutos y ante un rival inexistente sobre el campo desde el minuto 26 de la primera mitad. Los de Joan Esteva no encontraron rival en el equipo visitante, un Campos que dejó patente su inferioridad en el juego desde el inicio del encuentro.

El equipo local se hizo pronto con el dominio del balón y sus acercamientos al área sólo fueron anulados en ocasiones gracias a las faltas de los jugadores mallorquines, que no disfrutaron de ninguna ocasión sobre la portería de Eloy.

A los cuatro minutos de juego, un gran pase de Rubén a Manel Sala avanzaba el chaparrón que se avecinaba sobre la meta de Toni Mas, que no pudo hacer nada cuando, de nuevo Rubén, remataba el 1-0 para los locales, tras un saque rápido de Eloy que peinó bien Dani Marquès para que el lateral marcara a placer.
Con el Campos descolocado en el césped, incapaces de enlazar tres pases seguidos, los mahoneses basaron su juego en la profundidad y el ataque, hasta que apareció en escena Manel Sala. El delantero no perdonó el segundo tanto sportinguista de la tarde de ayer, en la que los jugadores blanquiazules brillaron sólo en la primera mitad.

Por su parte, el Campos se acabó de hundir cuando en el 38 Raúl Vadillo fue expulsado con roja directa tras una dura entrada a Mourad, dejando a su equipo con diez jugadores.

En la segunda mitad no hubo más historia. El cuadro de Tomeu Obrador fue a mantener el resultado e intentar sorprender a la contra, alineando a todos sus jugadores en defensa. Frente a lo que poco pudo hacer el Sporting, que tuvo el balón pero no ocasiones para abultar el marcador.

La salida al campo de Mario Mora dio al equipo otro punto de referencia en ataque con varios remates sin consecuencias.

Manel Sala tampoco dejó de intentarlo y estrelló un balón al travesaño en un bello lanzamiento de falta al borde del área.

Al final, el Sporting Mahonés se llevó los tres puntos de un partido en el que sobró una segunda mitad de muy baja intensidad por parte de ambos equipos.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.