Fútbol- Segunda B - Vigésima primera Jornada

Moso hace bueno el esfuerzo del grupo

Las acertadas intervenciones del cancerbero del Sporting permiten sumar un punto foráneo al equipo de Joan Esteva

| Alicante |

Valorar:
Visto una vez

El Sporting de Mahonés continúa con su habitual falta de gol cuando sale de la Isla (0-0). Con sólo cinco goles lejos del Municipal de Mahón, los hombres de Joan Esteva volvieron a evidenciar ayer su falta de pólvora en ataque y fueron incapaces de marcar un gol al Alicante que atraviesa por graves problemas económicos que han motivado la marcha de nueve titulares, suplidos por jóvenes de casa.

El Sporting realizó un partido de gran derroche físico en la dura batalla que se libró en el centro del campo para poder acabar sumando un punt, el primero foráneo desde principios de octubre.

El encuentro comenzó con los dos equipos algo agazapados en su propio terreno de juego. Alicante y Sporting Mahonés tomaron demasiadas precauciones defensivas, y en ataque jugaron con más corazón que cabeza. Los delanteros parecían tener la pólvora mojada, y las llegadas con peligro no aparecían.

El conjunto mahonés se encontraba cómodo antes las gradas vacías del Rico Pérez, y Mourad, en el 23, sirvió un buen centro al corazón del área que no encontró ningún rematador.

El aviso hizo despertar al Alicante, que pudo deshacer la igualada dos minutos después. En una doble ocasión que Moso logró desbaratar con sendas intervenciones de mucho mérito, Edgar y Salero no encontraron la manera de batir al ex-cancerbero del Hércules. La gran actuación de Moso no acabó ahí, y Salero, rozando la media hora de juego, también puso a prueba al estelar guardameta del Sporting.

Pese a las acometidas de su rival y los problemas que estaban sufriendo en ataque, Joan Esteva mantuvo a un batallador Guillem Martí solo en punta, apoyado por Mourad y Tomeu en las bandas. Sin embargo, los tres jugadores no supieron encontrar la tecla para combinar bien y no lograron rematar ni una sola vez entre los tres palos en la primera mitad.El segundo tiempo parecía algo más prometedor que el primer acto, y a los tres minutos los futbolistas locales lo demostraron.

Salero dejó en evidencia a la zaga mahonesa y cedió el esférico a Edgar, que se plantó solo ante Moso pero envió fuera su remate. La sombra del cancerbero del Sporting se había agigantado después de un primer tiempo pletórico. Su buena actuación pareció contagiar a Martí, que respondió a las acometidas del Alicante con dos ocasiones seguidas. En su caso, su bestia negra fue Negredo, que evitó que el balón cruzara la línea de gol cuando Alberto se encontraba ya totalmente batido.

La falta de mordiente del Sporting fue suplida por su orden en el centro del campo. Parte de este éxito se debió al buen trabajo de Tomeu y Libo, que realizaron un gran derroche de facultades. Y, por si fallaban ellos, Moso continuaba estando bajo palos, como demostró en el 78 cuando sacó un remate raso de Uriarte. Minutos después Negredo cabeceaba un centro al fondo de la red pero el árbitro, a instancia de su auxiliar invalidaba el tanto por fuera de juego. 

El Sporting, que parecía estar desaparecido en ataque, pudo decantar la balanza a su favor en el 80. Tras una falta de Vates que se estrelló en la barrera, Martí cazó el esférico para sacarse un tremendo zapatazo que Alberto detuvo para acabar con las aspiraciones del Sporting de sumar tres puntos. Y a punto estuvieron de no conseguir ninguno, pues, tras la expulsión de Camacho por una dura entrada, Ibarra estrelló el esférico en el larguero en un tremendo susto para un Sporting que concluía así su semana peninsular tras su paso por Almansa y Alicante.

Esteva: "Nos faltó ser más incisivos"

El técnico del Sporting Mahonés, Joan Esteva, se mostró "satisfecho" a la conclusión del encuentro, en el que los menorquines lograron sumar un punto que les permite mantenerse invictos en este comienzo de año aunque aún no han conseguido la victoria. Pese a la evidente sequía goleadora que vive el equipo lejos de casa (sólo cinco goles en lo que va de temporada), el entrenador catalán tildó de "positivo" el empate a cero cosechado ante el Alicante.

¿Por qué? Bien sencillo, el Sporting lleva "mucho tiempo" sin sumar un punto lejos de las Baleares. En concreto, desde el pasado 4 de octubre, cuando lograron imponerse por 1-2 frente al Valencia Mestalla.  Esteva quiso destacar que su equipo estuvo "muy serio" a lo largo de los noventa minutos, pero el problema continuó estando en la punta de ataque.

El preparador del conjunto mahonés volvió a insistir en que el resultado era "muy bueno" a tenor de lo que se vio sobre el terreno de juego. "El partido transcurrió sin muchas ocasiones de gol, nos faltó ser un poco más incisivos", comentó el técnico. Sobre los primeros 45 minutos,  Esteva señaló que el dominio fue "alterno", si bien en la segunda mitad "hubo un poco de todo". Y es que, tras el descanso, los dos equipos salieron muy revolucionados y hubo fases del juego en el que las ocasiones de gol fueron continuas. Ante el orden defensivo de los menorquines, "el rival apretó un poco más con las jugadas de estrategia", recordó el entrenador del Sporting, que encontró en el guardameta Moso a su mejor muro para frenar cualquier ocasión de peligro del Alicante.

Cuestionado sobre el juego de su rival en la mañana de ayer, Esteva comento que lo vio "herido pero con mucho orgullo". Al técnico visitante no le quedó otra opción que manifestar que el Alicante realizó un "buen trabajo", una afirmación que le permitió volver a referirse a la importancia del punto cosechado. Sobre el gol anulado, se limitó a comentar que "si lo señaló el juez de línea es porque así lo vio".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.