Baloncesto ACB /// Los mahoneses se recrean en su bloqueo de ideas y tampoco les funciona la defensa

Estado de crisis galopante

El ViveMenorca tampoco puede con el Murcia y encadena la séptima derrota consecutiva, que iguala su peor racha; el escolta visitante Taquan Dean, con ocho triples sin error, catapulta al equipo pimentonero en el que Moss fue muy superior a todos los pívots locales; la afición abronca a Casas al final y Sintes insinúa que puede destituirle

Valorar:
Nunca vista
preload

Bazdaric. El alero croata del ViveMenorca se dispone a convertir una canasta ante el canario del CAI, Roberto Guerra

06-11-2015

Miguel Juan Urbano    Maó
La progresión negativa de este ViveMenorca se acentúa a medida que se suceden las jornadas de manera evidente y ayer alcanzó un punto de inflexión que determinará, muy probablemente, cambios en el banquillo o en la plantilla. Algo hará José Luis Sintes como ya insinuó tras la enésima, decepcionante y mísera derrota frente al CB Murcia, uno de los peores conjuntos de la Liga que reinó en Bintaufa liderado por Taquen Dean y Chris Moss, un discutido descarte del pasado verano más irritante ayer que nunca vista su demostración de poderío en la pintura frente a todos los pívots del Menorca, incluido un Bud Eley en peligrosa recesión.

Ricard Casas fue despedido por la grada con bronca por segundo encuentro consecutivo, y su crédito se consume a marchas forzadas. No es segura su presencia en el banquillo el próximo domingo en Valencia, como insinuó el presidente, José Luis Sintes, al término del choque.
Un acierto excepcional del francotirador murciano Taquan Dean, con ocho triples de ocho intentos, la gran dirección de Thomas, superior a Jeter, y el referido partidazo de Chris Moss, catapultaron al Murcia hacia una victoria que destruye la línea de flotación del ViveMenorca al tiempo que rearma sus opciones en esta Liga. El equipo de Casas, impotente, empezó mal el partido y exhibió su dolorosa insolvencia en el segundo y tercer cuartos para acabar amontonando la séptima derrota consecutiva que iguala su peor rastro desde que milita en la ACB ocurrido en la primera campaña.

El estado de crisis galopante porque el equipo camina hacia atrás es una realidad en el Pavelló Bintaufa mientras la afición pide cabezas después de haber animado hasta la extenuación antes y durante el partido.

El parcial de 2-12 con el que el Murcia anunció su determinación para ganarlo fue el inicio del fin para los mahoneses. Moss arrinconaba a Eley y Casas pedía su primer tiempo a 6'44 del final del primer cuarto. Ivanov, de nuevo titular, tiró del equipo y activó la reacción con dos jugadas de tres puntos mientras sacaba tres faltas a Fajardo y trataba de frenar a su ex compañero, Moss, autor de 9 puntos en este tramo.

El Menorca ganaba un punto al inicio del segundo cuarto (25-26). El Murcia, dispuesto en zona, perdía fuelle por momentos gracias la buena marca de Stojic sobre Dean que sería un espejismo. Faison había dado relevo a Marc Fernández y comenzaba su recital de desaciertos en el tiro como sucedió en Badalona. Con un prometedor 35-30 en el luminoso, Hussein cambiaba de base y el Murcia tomaba aire para volver a equilibrar el luminoso (38-38, a 3'11). La excelente defensa de Moss sobre Eley, ya con tres faltas, Ivanov o Boisa, colaboraría en la eclosión de Dean, cuyo segundo triple volvió a dar el mando al Murcia para no perderlo ya en el resto del encuentro (40-43).

Los de Hussein clausurarían este segundo cuarto tras haber puesto un parcial de 5-15 (40-45) que arrastraría hasta un 5-20 en la reanudación (40-50). Sin referencias en la pintura porque Eley no podía con Moss y el resto de pívots, salvo Jesús Fernández, a quien Casas dejó todo el choque en el banquillo, el Menorca buceó en su única alternativa, el tiro exterior. Sus errores, un partido más -Faison falló todos sus cinco tiros- unidos al extraordinario acierto de Dean con tres triples en este acto, y la aparición de Slanina acabaron por decidir el partido cuando todavía faltaban más de seis minutos para el final. Fue así porque con 16 puntos abajo (46-62) este Menorca no se halla, a día de hoy, para levantar un tanteo de esas dimensiones ni aún haciéndolo con el apoyo incondicional de su sufrida afición que para entonces todavía no había desfallecido.

Los catorce puntos de renta con los que el Murcia entró en el parcial decisivo (57-71) fueron más que suficientes por más que Casas probaría con dos bases, con Stojic defendido a Thomas y Jeter a Dean... Nada que hacer ante Moss, un coloso que no se inmutó con las tempranas eliminaciones de Fajardo y Barnes, sus compañeros de posición.

Esta vez ni las acometidas deses­peradas de Jeter, ni el corazón de Urko, sirvieron para obrar un milagro no merecido de un Menorca que sólo pudo anotar desde el tiro libre gracias a la sucesión interminable de faltas decididas por la tripleta arbitral. Fue la culminación de otro mal partido que reduce el margen de maniobra del equipo en una Liga que se complica extraordinariamente  a ritmo de decepciones.

Casas, abatido, habló del acierto extraordinario del rival
Pocas ganas de hablar tenía ayer Ricard Casas. El técnico catalán se mostró abatido por la importante derrota y su discurso se limitó a valorar las evidencias. Señalaba que  el partido se decidió por el acierto exterior del Murcia. "No pudimos detener su producción ofensiva porque sus porcentajes de acierto resultaron extraordinarios. Una vez que tomaron ventaja, supieron administrar esas rentas con acierto".

El entrenador del ViveMenorca admitió que "es una derrota dura, pero ésta es una situación que tenemos que asumir. El equipo está frustrado porque no gana y aunque nos puede hacer daño, seremos positivos y fuertes para sacar la situación adelante". Añadió que "como cualquier otro trabajador, mañana es lunes y tenemos que volver a empezar".

En cuanto a Manolo Hussein, entrenador del Murcia, destacó que "el encuentro estuvo marcado por nuestro nivel de acierto. Salimos pensando en ir a por el partido y eso nos dio la iniciativa. Pudimos tomar una importante ventaja y administrarla pese a que nuestros pívots fueron sacados del partido con faltas muy, muy rigurosas".

Hussein cree que "el partido es muy importante para nosotros porque nos da dos partidos de ventajas sobre el Menorca al tener el average de nuestra parte".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.