Baloncesto ACB /// Los mahoneses encadenan su sexta derrota, previsible, y cierran por fin el primer mes del año

Resistencia muy limitada

El ViveMenorca queda alejado de los objetivos que se había trazado en su visita al Pavelló Olímpic de Badalona, donde compitió en los dos primeros cuartos para convertirse en presa fácil de la Penya; el perímetro de los catalanes y su defensa amparada en un arbitraje hogareño le llevaron al triunfo; Faison debutó con ganas pero sin acierto

Valorar:
Visto una vez
preload

Kaloyan Ivanov. El jugador búlgaro capturó once rebotes y anotó 8 puntos, lo que le otorgó un 21 de valoración, la mejor del equipo ayer en Badalona

06-11-2015

Miguel Juan Urbano      Barcelona (enviado especial)
No pudo cumplir el ViveMenorca ayer en la ciudad del baloncesto por excelencia, Badalona, ninguna de las metas que se había planteado, es decir, competir y recuperar buenas sensaciones más allá del resultado. Al contrario, incluso, el equipo olvidó su manual defensivo que era su mejor argumento hasta encajar 92 puntos frente a la Penya de Ricki Rubio, un jugador extraordinario que, como tal, goza de la excesiva protección arbitral casi siempre y ayer no fue una excepción.

Debutó Faison, plenamente desacertado en sus seis lanzamientos a canasta, y el ViveMenorca constató que no está para grandes gestas ante equipos de otra dimensión como es esta Penya, aunque sea menos fiera que otros años. En Badalona, de cualquier forma, el Menorca dejó atrás este interminable mes de enero que ha saboteado la regularidad de su trayectoria. La mejor noticia, por tanto, es que tras el vendaval de Barça, Penya, Tau... llega el próximo domingo el Murcia de Chris Moss, y ante ése sí que la victoria será de obligado cumplimiento.
Decidido a darle otro perfil al equipo, Casas sorprendió concediendo dando la titularidad a Ivanov en detrimento de Boisa. El  'carpanta' estuvo voraz en el rebote y el Menorca gobernó el primer tramo a partir de esa faceta y el buen juego de conjunto en el que destacó el trabajo de Eley ante el joven Norel y la feliz ejecución de una defensa en zona.

Sito Alonso en seguida removió su banquillo (3-7, a 7'22). Ricki Rubio no podía con Jeter, y fio la dirección a Mallet, que levantó a la Penya con dos triples consecutivos (9-7). Entero, sin fisuras atrás y adueñado del rebote gracias al '4' búlgaro, el Menorca rentabilizó su juego con la aportación de un Marc Fernández efectivo hasta llegar al final de este primer tramo con una intersante ventaja de 4 puntos, aunque la mejor noticia era el juego convincente del equipo.

Con Guzmán en el puesto de base y Jeter en el de escolta, el Menorca se aplicó en la dirección del juego. Su dinamismo en ataque y una buena defensa en zona atrás se dejaba notar mientras Alonso intercambiaba a sus bases para frenar el avance mahonés (21-26, a 6'). Hernández Sonseca había entrado en cancha para fortalecer el juego en la pintura, pero el rebote seguía siendo terreno acotado a Ivanov, responsable de 9 capturas en apenas 14 minutos en cancha. Con la máxima renta -24-31-  tras triple de un enorme Marc Fernández, Alonso detuvo el juego al tiempo que Casas daba la alternativa a Faison que mostró rapidez pero estuvo errático en sus tres tiros.

La Penya, entonces, sacó a relucir su presión defensiva en toda cancha, el Menorca perdió balón tras balón y la picardía de Ricki Rubio, de nuevo en cancha, aliada con decisiones arbitrales erróneas ayudaron a meter definitivamente en el partido al combinado catalán. El genio de Badalona conectó con Norel y a partir de su trabajo defensivo que dejó seco el ataque mahonés, los de Alonso colocaron un parcial de 11-3 para situarse por primera vez por delante en el marcador a 37 segundos del ecuador del partido. El avance local se coronaría además con la discutible tercera falta cometida por Jeter ante Ricki en la última posesión.

Ese desenlace del segundo cuarto acabó siendo el principio del fin para el equipo de Ricard Casas que ya no volvería a tener opciones en el resto del encuentro. El ímpetu de la Penya jugando con marcador a favor en la reanudación en la que consiguió mantener e impulsar su fortaleza defensiva le llevó a colocar un parcial de 15-3 amparado en su acierto desde 6'25 y la muñeca de un Ribas sensacional (6 puntos suyos y 5 de Ricki). El partido había muerto (50-37) mucho más pronto de lo que había insinuado el primer cuarto.

Casas había detenido el juego, modificado piezas, defendido en zona, pero su equipo ya estaba con la cabeza en otro lugar. Faison volvía a pista para no anotar ninguno de sus lanzamientos, y tampoco había posibilidad de hallar a Eley en la pintura. Al otro lado, Mallet hacía las delicias de su gente con una acción brillante ante Jeter y el Joventut alcanzaba los 21 puntos (66-45) en el último minuto. Marc Fernández, el mejor y el único atinado  en la canasta contraria junto a Jeter, redujo la desventaja al final del tramo al que se llegaba con 66-50.

El último episodio de la película no tuvo más historia que la maniobrabilidad de la Penya, empeñada como decía su entrenador en la víspera, en aumentar sus prestaciones defensivas. La renta volvió a alcanzar los 21 puntos (77-56, a 6'15) sin que el Menorca, pese a su actitud incuestionable, encontrara ninguna vía de escape que pudiera evitar un tanteo abultado con el cerró su cuarta visita inútil a Badalona desde que está en la ACB.

"La defensa agresiva de la Penya ha sido poco castigada"
Ricard Casas, técnico del ViveMenorca, consideró que la defensa de su equipo no fue mala a pesar de haber encajado 92 puntos. El técnico explicó que "sí, hemos encajado muchos puntos pero hoy no es que no hayamos defendido sino que han venido por las pérdidas que han propiciado sus canastas fáciles; el otro equipo corre pero no creo que hayamos estado fuera de nuestra tónica defensiva aunque hayamos encajado 92 puntos".

Ésa fue la explicación principal de la derrota, para el de Manresa. "Hemos incurrido en muchas pérdidas en el tercer  periodo , 8, creo, y eso ha facilitado canastas fáciles de la Penya con su defensa agresiva y poco castigada; ahí hemos perdido el control que teníamos y se ha producido la inflación, además de sus grandes porcentajes en tiros de tres puntos".

Preguntado por Ivanov y su buen papel como '4', mejor que en el alero, el técnico razonó que "es de las cosas positivas de este partido, ha jugado bien y ha valorado", aunque no aseguró que a partir de ahora vaya a actuar siempre como alapívot.

En cuanto al debut de Marcus Faison, Casas destacó que "llegó ayer, conoció a la gente en el entreno. Ha hecho un esfuerzo máximo aunque no ha estado acertado pero le hemos podido dar 10 minutos, y eso es bueno como su voluntad para tratar de ayudarnos. Más que valorar su aportación, es destacable su voluntad de integración que hoy ya hemos podido adelantar".

Sito Alonso, técnico de la Penya, comentó que "el partido era complicado porque el entorno lo calificaba como sencillo y el ViveMenorca es un buen equipo, muy guerrillero como ha demostrado en los dos primeros cuartos. Pero cuando conseguimos defender  mejor en el tercer cuarto pudimos decidir el partido y asegurar la victoria. Seguimos buscando la regularidad atrás".

Ivanov: "El equipo está unido, no hay duda, y va hacia arriba"
Kaloyan Ivanov fue el mejor jugador del ViveMenorca junto a Marc Fernández, pese a la derrota ante el DKV Joventut. El jugador búlgaro, a quien Casas alineó como alapívot, consideró que el resultado no se ajustaba al rendimiento del equipo. En su opinión "el equipo va hacia arriba lo que pasa es que hemos perdido control de juego en la segunda parte con 7 pérdidas y este equipo lo aprovecha, nos ha hecho 14 puntos por ello, ahí está la diferencia". Ivanov aseguró que "el equipo va hacia arriba, Faison nos va a ayudar y cuando vuelva Marino creceremos más aún".

Respecto a su titularidad y posición en la pista, el búlgaro señaló que "el entrenador puede utilizarme donde él crea, yo trataré de hacerlo lo mejor posible. Yo creo en él y él en mí". Sí admitió que "hoy me he sentido mejor como'4' ante Sonseca y sus otros pívots porque son más lentos y yo puedo aprovechar mi velocidad para el rebote".

Aseguró Ivanov que "el equipo está muy unido, muy bien como equipo, apoyándonos todos, en eso no hay ninguna duda".
El otro protagonista del partido, Marc Fernández, se mostró satisfecho por su juego, "sí, hoy los balones han entrado y eso supone puntos". El cambio del equipo tras el descanso llegó porque "ellos han salido más agresivos, nos han robado dos o tres balones que nos han hecho daño y han sido canastas fáciles para ellos".

Respecto a su actuación personal, admitió que "sí, me ha salido un buen partido pero lástima de la segunda parte".

Ricki Rubio, la figura de la Pe­nya, dijo que "el Menorca ha salido muy fuerte y nos ha complicado mucho las cosas, nos hemos confiado un poco. Marc Fernández ha jugado muchos minutos y muy bien para suplir su baja importante de Bazdaric. En la segunda, tras hablar en el descanso, hemos salido más fuertes y coger una renta suficiente". Del Menorca, dijo que "tiene un buen equipo pero le falta continuidad".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.