El Govern aprobó ayer una provisión de 1,4 millones de euros para dotarlo

El fondo para afectados por ERE será efectivo dentro de diez días

Cada beneficiario recibirá un máximo de 2.400 euros en forma de préstamo, que podrá devolver sin intereses en los tres años siguientes a su concesión

Valorar:
Visto una vez
preload

Consell de Govern. La portavoz, Joana Barceló junto al presidente Francesc Antich

06-11-2015

Marga Vives    Palma
El Govern hará efectivo en diez días el Fondo de Préstamo Social para trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) o cuyas empresas se hallen bajo concurso de acreedores. Ayer aprobó una provisión económica de 1,4 millones para dotarlo.

Los beneficiarios, hasta medio millar de personas, según los cálculos iniciales, podrán disponer de una suma máxima de 2.400 euros, que deberán devolver, sin intereses, en el plazo de tres años desde el momento en el que se les reconozca el derecho a percibir una retribución contributiva o asistencial o en que obtengan un nuevo empleo remunerado.

PROTECCIÓN EVENTUAL
El objeto de esta iniciativa, impulsada conjuntamente por las consellerias de Trabajo y Formación y de Economía, Hacienda e Innovación, es "aliviar de manera eventual la situación económica" de los trabajadores que, a causa de estos procesos a veces prolongados, han perdido su empleo y que, temporalmente, no quedan protegidos por las prestaciones de paro, mientras se resuelve la situación judicial en la que se encuentran sus empresas.

También se concederá el préstamo a las personas que han sido despedidas de manera individual y que llevan más de cuatro meses sin percibir el sueldo o la prestación correspondiente.

La ayuda se gestionará a través de Sa Nostra
Sa Nostra será la entidad financiera encargada de gestionar los préstamos concedidos a cargo del Fondo Social del Govern. El solicitante deberá disponer previamente de un certificado de la Conselleria de Trabajo y Formación.

Este adelanto podrá ser percibido en su importe íntegro por todas las personas de una misma unidad familiar. La cantidad mínima a solicitar sería de, en principio, de 624 euros.

La Conselleria de Trabajo calcula que actualmente unas 250 personas en la Comunidad Autónoma se encuentran bajo uno de los supuestos que contempla este plan.

La consellera, Joana Barceló, recalcó ayer que la fórmula elegida resulta más rápida y efectiva para hacer llegar esta ayuda económica a los interesados que la soliciten.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.