El "Mateu Orfila" atendió un 3,6 por ciento de altas más en el último año respecto a 2007

El 16 por cien de las urgencias hospitalarias acaba en ingreso

La actividad en esta área se redujo un 6,3 por ciento en 2008, mientras que el volumen de intervenciones quirúrgicas se incrementó un 14,4 por ciento

Valorar:
Visto 2 veces
preload

Informe. El conseller Thomàs, ayer, con el director del IB-Salut, Josep Pomar

06-11-2015

Marga Vives    Palma
El 16,2 por ciento de las urgencias que se atendieron el año pasado en el Hospital Mateu Orfila derivó en el ingreso del paciente. En 2008 se contabilizó una media de 71 urgencias diarias; en total, al final del ejercicio, se registraron 26.098, un 6,3 por ciento menos que en 2007.

En el conjunto de Balears la atención hospitalaria de urgencia creció un 3,37 por ciento, como consecuencia de los incrementos que se produjeron en Son Dureta y en los nuevos hospitales de Inca y de Formentera. El conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, presentó ayer el informe de Actividad Asistencial cuyos resultados, según aseguró, "indican que el Govern apuesta seriamente por dar garantías al ciudadano en materia sanitaria".

La estancia media de ingreso en los hospitales de las Islas se redujo un 0,72 por ciento. En Menorca se situó en los 4,9 días, el valor más bajo después del Hospital de Formentera, y se produjeron 6.498 altas, un 3,6 por ciento más que el año anterior, con una ocupación del 59,5 por ciento de las camas disponibles.
La actividad quirúrgica reflejó niveles significativos. Los cinco quirófanos abiertos del Mateu Orfila albergaron 4.834 operaciones -929 de ellas, de urgencia-, que suponen un incremento del 14,4 por ciento. La incidencia sobre la población es de 61,5 intervenciones por cada mil habitantes.

También se produjo una subida idéntica del número de partos atendidos en el nuevo hospital de Menorca. Se pasó de los 753 de 2007 a 862 alumbramientos en el último ejercicio.

Consultas
Por otra parte, en el área de Consultas Externas se alcanzaron las 124.397 visitas. El incremento es del 3,2 por ciento, ligeramente inferior a la media de la Comunidad Autónoma, que se situó en 3,9 por ciento.

En Atención Primaria de Menorca hubo el año pasado 308.628 visitas, de las que 4.183 se prestaron a domicilio. Cada médico de familia de la Isla efectuó un promedio de 32 consultas diarias, según el informe.

En Pediatría el índice de actividad fue de 24 visitas diarias por cada facultativo. En 42 de las 63.203 que se realizaron el facultativo se desplazó al domicilio del paciente. El conseller también destacó la labor asistencial del personal de Enfermería, que en 2008 sumó un total en la Isla de 228.259 visitas, 11.586 de ellas, a domicilio. En Balears el volumen de trabajo asumido por esta parte de la plantilla sanitaria ha crecido un 8,7 por ciento en el último año.

Por lo que respecta al 061, intervino en 7.514 servicios de transporte en Menorca. El año pasado se llevaron a cabo 258 traslados aéreos desde Menorca a Palma.

Profesionales
El director del IB-Salut, Josep Pomar, aseguró ayer que Balears es "una comunidad muy bien dotada" en cuanto a profesionales sanitarios y explicó que la proporción de médicos por habitante "está por encima de la media española", aunque reconoció "ciertos desequilibrios derivados de la discontinuidad geográfica".

En los últimos 18 meses se han incorporado a las plantillas sanitarias de las Islas 332 profesionales más. El conseller Thomàs subrayó que su departamento está "introduciendo criterios de racionalización" en este aspecto.

La Conselleria prepara una reordenación del mapa sanitario de Balears, en previsión de la apertura de Son Espases, que pasará a sustituir Son Dureta como centro de referencia.

La lista para una operación crece un 7,52 por ciento
El número de personas en lista de espera para una operación en 2008 aumentó un 7,52 por ciento. En ningún caso se superó los 180 días de espera, aunque la demora media fue de 61,92 días, ligeramente superior a la del año anterior, que era de 60,83 días.

El número total de pacientes a los que se prescribió una intervención quirúrgica ascendió a 56.389 personas, un 4,72 por ciento más que un año antes. Se indicaron 33 operaciones por cada 1.000 habitantes.

El conseller de Salud y Consumo considera que estas cifras "no son malas, aunque sí mejorables". "Son mucho mejores que las registradas a nivel de todo el Estado, pero se mantiene una tendencia similar al año anterior", precisó.
Vicenç Thomàs subrayó que el incremento en el número de pacientes en espera se corresponde con el aumento del número de usuarios del sistema público de salud en las Islas y con un mayor volumen de indicaciones de intervenciones quirúrgicas.

Sin embargo Thomàs admitió que hay que mejorar la gestión de los recursos y que los datos "demuestran que hay que llevar a cabo una reorganización".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.