1.148 son extranjeros

Los centros escolares de Baleares reciben 1.900 incorporaciones de alumnos en el primer trimestre del curso

Valorar:
Visto una vez

EUROPA PRESS/Palma

El sistema educativo de las Islas Baleares ha recibido un total de  1.903 incorporaciones de alumnos en los tres primeros meses del  presente curso, de las que 1.148 eran extranjeros, lo que supone el  70 por ciento de los escolares llegados una vez comenzado el curso.

Al mismo tiempo, se han dado de baja 1.384 alumnos que se han  marchado de las Islas, que restados a las incorporaciones tardías  hace que el cómputo global de altas sea de 519 alumnos, según detalló  a Europa Press el director general de Planificación y Centros de la  Conselleria de Educación, Miquel Martorell. 

Las nuevas incorporaciones "no tienen por qué corresponder con  escolares recién llegados a las Islas, dado que cada vez es más  frecuente que el nuevo alumnado extranjero haya nacido en Baleares",  precisó Martorell, quien recordó que la educación Infantil, de 3-6  años, "no es obligatoria".

796 ESCOLARES HAN CAMBIADO DE CENTRO

Por otra parte, el director general indicó que otros 796 escolares  solicitaron la baja para cambiar de centro en el ámbito autonómico,  motivada principalmente por las necesidades que tienen las familias a  trasladarse a otro municipio. "La movilidad interna ha cobrado  importancia en los últimos cinco o seis años, coincidiendo con el  "boom" de inmigración, un fenómeno que hace que las familias  extranjeras tengan que moverse de una isla a otra por razón de  trabajo o contexto social".    

En este aspecto, indicó que Inca y Manacor son los municipios que  están recogiendo el mayor número de alumnado recién llegado o  procedente de otras Islas. El motivo, según afirmó, se puede deber a  que "en estas dos poblaciones hay un alto nivel de inmigración, lo  que hace que, en momentos de dificultad laboral como el actual, se  conviertan en entornos sociales más favorables".

Estas cifras confirman que la comunidad autónoma "continua  aumentando alumnado, aunque a un ritmo más lento que en años  anteriores", afirmó el responsable de la Conselleria de Educación.  Así, expuso que mientras este año se han ganado 519 alumnos, el  pasado curso el sistema educativo balear aumentó en 780 plazas.

Por último, Martorell indicó que la mayor parte de las  incorporaciones tardías tienen lugar en los meses de septiembre y  octubre, siendo muy pocas las que se registran en los meses  posteriores. 

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.