Las lluvias persistentes desbordaron ayer los servicios de emerg

Cuatro muertos al derrumbarse un hotel en obra en Cala Rajada

Los fallecidos trabajaban en las obras de remodelación del establecimiento que, según el Ayuntamiento, carecía de la licencia preceptiva para ejecutarla

Valorar:
Visto 2 veces
preload

Hotel. Los fallecidos trabajaban en las obras de reforma de este edificio de nueve plantas

06-11-2015

M.V.    Palma
Cuatro personas murieron ayer sepultadas al derrumbarse un ala  de tres plantas del Hotel Son ­Moll de Cala Rajada (Mallorca) que estaba siendo rehabilitada. Los fallecidos, dos de nacionalidad marroquí y otros dos españoles, trabajaban en las obras de reforma que, según el Ayuntamiento de Capdepera, carecían de la licencia preceptiva.

Las primeras hipótesis apuntan a que las fuertes lluvias pudieron provocar el desplome de tres forjados del edificio. Cuatro parques de bomberos intervinieron en el rescate de los cadáveres, que quedaron enterrados bajo toneladas de escombros.

Otros operarios tuvieron que ser atendidos por heridas de diversa consideración. En el edificio trabajaban unos 80 obreros, aunque en el momento del siniestro, en torno a las diez de la mañana, muchos se habían tomado una pausa para desayunar o se encontraban en la parte del edificio que no quedó afectada, según informó Europa Press.

Sin licencia
El Hotel Son Moll es un establecimiento de 125 habitaciones distribuidas en nueve plantas. La rehabilitación se estaba efectuando en un edificio anexo, propiedad de la misma empresa, Hoteles Serrano S.L.. El alcalde de Capdepera, Bartomeu Alzina, aseguró ayer tras el accidente que el Ayuntamiento había ordenado en varias ocasiones la paralización de las obras porque los propietarios debían completar los requisitos para obtener la licencia municipal.

Técnicos de inspección de la Conselleria de Trabajo y Formación acudieron al lugar de los hechos para evaluar si la obra cumplía las medidas de seguridad. También se desplazaron hasta Cala Rajada el presidente del Govern, Francesc Antich, y varios consellers y autoridades. El Govern y el Parlament han convocado a mediodía de hoy un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas.

UGT exigió ayer responsabilidades políticas al Ayuntamiento de Capdepera por no haber impedido el desarrollo de las obras sin licencia. El sindicato aseguró que las medidas de seguridad de la obra eran insuficientes y recalcó que el hotel debería haber sido demolido y no reformado, porque tenía 60 años de antigüedad. Desde CCOO afirmaron que los obreros trabajaban "día y noche" para terminar la reforma antes de la temporada turística de 2009.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.