Transformar en cooperativas

|

Valorar:
Visto 10 veces

Hace aproximadamente un año, uno de los establecimientos más emblemáticos de Palma cerraba tras 166 años vendiendo material de papelería. Lo hacía por falta de relevo, aunque otros muchos lo hicieron antes por jubilación del propietario, la crisis o el aumento del alquiler de sus locales. Hablamos de comercios con historia, pero podríamos hacerlo también de multitud de empresas en España que desde la crisis han tenido que cerrar sus puertas y despedir a sus empleados.

¿Se podía haber evitado? ¿Se podían haber salvado miles de empleos?

Ante el hecho de una empresa mercantil en situación de crisis, o cuyo titular se jubila sin tener quien continúe como empresario, para que los trabajadores puedan proseguir con su actividad empresarial, surge la opción de transformarla en cooperativa de trabajo siempre que las personas que trabajan en ella accedan a la titularidad de la empresa.

La cooperativa es una fórmula idónea para mantener la ocupación. A través de ella se logra que los empleos se mantengan, la cartera de clientes continúe, los proveedores sigan con su actividad comercial; en definitiva, que se continúe creando riqueza.

Este proceso de cambio precisa una implicación de todas las partes. Es necesario que los trabajadores sepan que tienen la posibilidad de hacerse con la empresa y para ello es esencial la colaboración de los sindicatos, que son los que están en contacto con los empleados. En esta línea, se precisa diseñar estrategias de actuación que lleven a un mayor conocimiento entre las bases del sindicato de la figura empresarial de la cooperativa de trabajo.

Por otro lado, la normativa española, salvo raras excepciones, aboca a cerrar la empresa y luego constituir la cooperativa provocando una pérdida de modelo y de imagen de marca. Sería positivo que se incluyera dentro de la Ley Concursal la posibilidad de una negociación previa y es el Gobierno el que tiene que hacerlo, implicándose en la reforma de esta ley para facilitar la transmisión de empresas.

Pese a todo ello, España es el país europeo con más empresas reconvertidas en cooperativas de trabajo. Según la Confederación de Cooperativas de Trabajo de España (COCETA) existen en España más de 75 empresas reconvertidas. Esta cifra solo incluye a las cooperativas federadas, por lo que el número real de este tipo de entidades es, con toda probabilidad, mayor.

Aunque se augura una tendencia descendente en lo referente a las transformaciones empresariales por la mejora de la situación económica, todavía hay mucho trabajo que realizar. Cada vez son más las empresas, sobre todo en el comercio, cuyos propietarios se jubilan y cierran siendo viables y, para mantenerse y conservar los empleos, se necesita visibilizar esta posibilidad para que puedan seguir adelante.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.