La auditoría, una profesión de futuro

|

Valorar:
Visto 135 veces

Ser una profesión atractiva como salida profesional e incrementar el número de jóvenes que quieran formarse en el ámbito de la contabilidad y de la auditoría con el fin de ser auditores en el futuro. Esta declaración de principios es uno de los retos que tenemos los auditores a nivel nacional y en Balears concretamente.

Tenemos los auditores la suerte de poder afirmar que cada año somos creadores de empleo. Esto es así ya que cada año necesitamos nuevos licenciados para que se incorporen a nuestras firmas y despachos de auditoría. Estos licenciados con conocimientos de economía y empresa, que se precisa incorporar, son el futuro de la profesión. Somos un gran nicho de empleo para los estudiantes con este perfil, lo que contribuye a paliar una de las debilidades de nuestro mercado laboral, que se caracteriza por la existencia de tasas elevadas de desempleo juvenil. Las cifras lo dicen todo: cada año se incorporan más de tres mil licenciados a este tipo de compañías en toda España.

Para que se conozca mejor lo que es y hace un auditor, y para fomentar el encuentro de esta demanda profesional con la oferta universitaria, hemos pensado en una iniciativa. El pasado 6 de abril y junto la Facultad de Economía y Empresa de la UIB, los auditores de Balears hemos puesto en marcha la primera edición de "Auditor por un día". Ese día 23 alumnos del Grado de Administración y Dirección de Empresas (GADE) han pasado una jornada laboral completa en una firma de auditoría. Han conocido a fondo el día a día de esta profesión, incluso han visitado las empresas auditadas y han visto cómo nos relacionamos con los directivos de estas compañías.

Además de la creación de empleo y ser salida profesional estable y de futuro, es muy importante destacar también que el trabajar en una firma de auditoría incrementa sustancialmente el valor del currículum de quien está unos años trabajando en esta profesión. Los datos son relevantes y es que la gran mayoría de ejecutivos y directivos de las empresas españolas y de Balears han prestado sus servicios en firmas del sector antes de dar el salto profesional a empresas privadas de diferentes sectores. Hoy las auditoras constituyen una excepcional cantera de directivos.

Trabajar en equipo, gestión y resolución de conflictos, capacidad de negociación, saber comunicar y hablar en público, empatizar con el cliente y con los compañeros, liderar proyectos y personas, capacidad analítica y de síntesis, inteligencia emocional... todas estas cualidades se adquieren en una firma de auditoría, además evidentemente de ser técnicamente un profesional capacitado y con experiencia para auditar y asesorar a todo tipo de entidades.

Ya hace unos años que en el debate público se considera que existe una dificultad en encontrar salidas profesionales para los jóvenes universitarios. Pensamos que la auditoría garantiza y además necesita de esta incorporación de talento a nuestras firmas. El objetivo es que este talento se desarrolle y adquiera prestigio profesional, habilidades directivas y seguridad laboral.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

pericles
Hace un año

Atractiva profesión, sin embargo no estoy de acuerdo en los principios fundamentales expuestos para ejercer las auditorías: La presencia activa en la empresa, el factor sorpresa, la ética profesional, experiencia en el sector de la empresa a auditar y muchos otros son imprescindibles. La independencia del auditor o empresa es fundamental y reitero la mayor de las éticas profesionales de todo el equipo, sobre todo los jefes, de nada sirven las actas, informes, conclusiones etc. si estos van al cajón. Entre otras, la falta de ética de los auditores y sus cuadros directivos han sido los responsables de las crisis financieras y empresariales. Los órganos reguladores han sido sobornados por los corruptos. ¿Que ética tiene una auditora que en su informe suaviza la realidad del estado de la empresa?. Quien paga manda, pero no debe ser así en las consultoras con prestigio.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1