Ciencia de la gestión (y 3)

|

Valorar:
Visto 28 veces

Para acercarnos a la Ciencia de la Gestión, en adelante CG, no muy conocida históricamente en nuestra particular Administración autonómica, podemos prescindir de la enumeración de las ramas del saber en ella incluidas, y cuya división en especialidades, como marketing o finanzas, va en aumento, y ya forman parte de los másteres de gestión.

Parecen más interesantes aspectos diferenciales con otras ciencias, que aparecen en teorías, métodos e investigaciones, con sus funciones explicativas y descriptivas, sobre distintos aspectos de la vida de los negocios y administraciones, que se abren camino en la actividad científica de la CG.

Esta proliferación teórica es el resultado de las normas instauradas por la comunidad científica y a la continua aparición de nuevos fenómenos. La conclusión es que la CG se extiende sobre un amplio campo, diverso y en trasformación.

Entre la economía y la sociología existe un gran espacio para que la CG pueda exponer sus respuestas. En las últimas décadas ha proporcionado muchos conocimientos a los que acude la sociedad para apuntalar sus juicios y defender sus causas.

La presencia de los productos empresariales es numerosa, así como las influencias en la vida familiar de los videojuegos o sitios web; aunque interesa destacar las estrategias de empresa, muy provechosas, que modifican nuestras formas de actuar y hábitos a fin de obtener más espacios de actuación y unos resultados superiores a la media de las empresas o actividades comparables.

No podemos olvidarnos de la importante aportación de la CG en lo público, por su riqueza analítica y el desarrollo de sus aplicaciones. Puede ayudar en la selección de los programas de inversión, evaluación de las políticas, toma de decisiones, racionalización de la función pública y evitando en general los riesgos de manipulación e intimidación.

El estudio de las organizaciones ha dado lugar a una actividad científica muy vigorosa, acompañada de abundantes teorías. Sin embargo, la preocupación dominante de la CG es la derivada de su integración en la sociedad y ser útil. La CG se articula alrededor de dos grandes ejes que caracterizan disciplinas como la medicina, la física o la bilogía. El primero en cuanto a que el conocimiento reposa en el juicio de los iguales, esencial para el desarrollo científico; está sometida a la criba de las publicaciones, con sus críticas, unas conocidas y otras anónimas, que certifican la pertinencia de la investigaciones; el segundo eje se refiere a la explosión y explotación de datos, ligado a las nuevas tecnologías que han revolucionado la capacidad de poner en evidencia las relaciones de causa y efecto.

Con la ayuda de la CG y sus específicas aportaciones podremos conseguir: legitimidad en el conocimiento, el método y la ética; para la función pública la mejora de las futuras prácticas; en cuanto a los grupos de trabajo organizados: explicar y prever el comportamiento para garantizar una correcta ejecución de las tareas encomendadas y en general ante lo incierto y aleatorio, utilizando las informaciones que se van recopilando, para formular propuestas de actuación, seleccionar las que reúnan las mayores garantías para afrontar las incertidumbres.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.