Para qué sirven los créditos rápidos y en qué puedes invertirlos

| Maó, Menorca |

Valorar:
Visto 36 veces
preload
Créditos rápidos

Existen muchas ventajas de los créditos rápidos, como por ejemplo, la comodidad y la rapidez que brindan a los usuarios.

27-01-2017 | Redacción Digital

Muchas veces surgen algunos imprevistos a los que no podemos hacer frente económicamente. Puede darse el caso de que tengamos que arreglar algún electrodoméstico cuando no lo esperábamos, que alguna factura aumente su cuantía considerablemente o que queramos hacer el viaje de nuestra vida porque nos lo merecemos y no dispongamos de ahorros. Por ello, desde hace años se ha ido fomentando la solicitud de los llamados créditos rápidos. Se trata de una manera muy sencilla de obtener una cantidad determinada de dinero para nuestras necesidades. Dependiendo de cada plataforma online prestadora de estos servicios, el tope máximo varía, aunque suele rondar los 900 euros aproximadamente.

Existen muchas ventajas de los créditos rápidos, como por ejemplo, la comodidad y la rapidez que brindan a los usuarios. Podemos solicitar el préstamo requerido desde cualquier lugar y en cualquier momento, ya que la página web se encuentra a solo un clic desde nuestro ordenador, teléfono móvil o tablet. Asimismo, cabe destacar que los portales de este tipo están disponibles las 24 horas, sin limitaciones horarias, dando la posibilidad de obtener lo que deseamos sin esperas, ya que la transferencia del dinero también es inmediata.

El proceso de obtención del crédito rápido es bastante fácil, ya que se hace íntegramente por Internet, sin necesidad de presentar o adjuntar ningún tipo de documento físico o escaneado. En primer lugar, debemos introducir en los campos indicados la cantidad de dinero que necesitamos y el número de días en el que lo queremos devolver. Después, tendremos que rellenar un simple formulario con nuestros datos personales básicos. Así, la entidad acreedora podrá identificar nuestra identidad y, acto seguido, comprobará nuestra capacidad de devolución del préstamo. Todas las condiciones que se evalúan para determinar si el solicitante es apto se centran en aspectos que pueden ser observados de forma online. En menos de 10 minutos se completará todo el proceso y sabremos si nos ha sido concedido el crédito. Si éste ha sido aprobado, el dinero será transferido a nuestra cuenta con total velocidad para solucionar cuanto antes nuestro problema económico.

Otra ventaja de estos créditos de obtención virtual es que las plataformas no tienen en cuenta el hecho de que el solicitante tenga o no ingresos regulares, es decir, que si en el momento de petición del préstamo no se cuenta no una nómina, no será problema para obtenerlo. De la misma manera, tampoco se suele exigir ningún tipo de papeleo como aval, algo que sí suelen requerir las entidades bancarias.

Antes de lanzarnos a poner una cantidad alocada, debemos pensar con claridad cuánto dinero queremos pedir, ya que éste debe ceñirse lo máximo posible a nuestras necesidades. Nunca debemos pedir más de lo que realmente necesitamos, puesto que la amortización del crédito será más costosa en ese caso. Una vez que decidamos eso, tendremos que fijarnos en otras cuestiones igual de importantes, como el tipo de interés o las comisiones.

Como es lógico, las empresas de este tipo cobran unos intereses que se añaden a la cantidad solicitada; se trata del precio que el cliente pagará por el servicio. Estos intereses suelen variar según la cantidad solicitada y el tiempo en el que se tarda en devolver el crédito. Por ejemplo, por estimar una cuantía, si nosotros solicitamos 300 euros a devolver en 20 días, finalmente tendremos que pagar 359.40 euros. Y si aumentamos el plazo de devolución a 40 días, deberemos pagar 418,80. En ningún caso, la plataforma nos hará pagar de más, si todo es devuelto según lo previsto.

Lo que sí debemos tener en cuenta es que cada página web ofrece unas diferentes comisiones, ya sean de apertura, de cambio de condiciones, de cancelación anticipada u otras. En alguna ocasión, éstas suelen encarecer el préstamo solicitado y, por ello, debemos fijarnos bien y leerlas atentamente.

Otra de las ventajas de los créditos rápidos es que no discriminan a ninguna persona por su situación económica. En caso de que un solicitante potencial esté inscrito en una lista de morosos como lo es Asnef, no será un inconveniente. No se conceden siempre porque deben cumplir una serie de requisitos, pero sí se pueden solicitar, algo que no se permite con otras entidades prestamistas.

Los préstamos online se están convirtiendo en una verdadera alternativa de financiación y, por ello, el número de portales virtuales está creciendo de manera vertiginosa. Con ellos podremos hacer frente a emergencias para salir indemnes de situaciones económicas imprevistas y desafortunadas. Se trata de casos en los que las entidades bancarias tardarían mucho más en ayudar, puesto que necesitarían de un tiempo que puede ir desde varios días hasta varías semanas para estudiar nuestra situación económica. Además, si conseguimos devolver el crédito rápido solicitado de forma exitosa, después la compañía nos dejará la oportunidad de solicitar una mayor cantidad de dinero en caso de que lo necesitemos.