En la operación se llevaron a cabo 18 registros

Ocho detenidos por formar la nueva dirección de Batasuna

Entre los arrestados está Amparo Lasheras, portavoz de D3M, la nueva plataforma de la izquierda abertzale que ha pedido "firmas en masa"

Valorar:
Visto 2 veces
preload

Bilbao. Momento de la detención de Arantxa Urkaregi, portavoz de Herria Aurrera

06-11-2015

Otr-press    Bilbao/Madrid
Nuevo golpe policial a Batasuna a poco más de un mes de las elecciones en el País Vasco. Agentes de la Policía Nacional detuvieron la pasada madrugada a ocho personas por su presunta relación con Batasuna y practicaron un total de 18 registros en las tres provincias vascas y en Navarra. Entre los detenidos está Amparo Lasheras, la portavoz de la nueva plataforma de la izquierda abertzale D3M. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó que el objetivo de la operación, que comenzó a gestarse hace un año, es "impedir que Batasuna se reproduzca".

La operación fue dirigida por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que se trasladó hasta Euskadi para dirigir personalmente el operativo de más de 300 agentes que se desarrolló de madrugada con cuatro detenciones en Vizcaya, dos en Guipúzcoa y otros dos arrestos en Alava. Además, se practicaron 18 registros en los que los agentes se incautaron de abundante material informático y documentación que podría servir no solo para imputar a los arrestados sino también para encontrar nuevos vínculos entre la ilegalizada Batasuna y sus sucesoras (ANV y PCTV) con la plataforma D3M y Askatasuna, las bazas que, de momento, juega la izquierda abertzale para estar en las urnas el 1 de marzo.

La plataforma abertzale D3M pidió a los vascos que "firmen en masa" para que esta plataforma pueda concurrir a las elecciones vascas, en respuesta a la operación policial contra la nueva cúpula de Batasuna en la que fueron arrestadas ocho personas, entre ellas su portavoz, Amparo Lasheras. Fue Jesús Valencia, uno de los impulsores de esta plataforma, el que en sustitución de la arrestada ejerció de portavoz para pedir a la sociedad vasca que responda a "la nueva intervención agresiva contra este pueblo y contra la palabra".

El tripartito cree que se trata de una estrategia electoral del PSE
Para las fuerzas del tripartito vasco el golpe policial asestado la pasada madrugada a Batasuna no es un paso más en la lucha antiterrorista, sino una estrategia articulada por los socialistas de cara a las próximas elecciones. Unas detenciones "preventivas" que hay que enmarcar dentro del escenario "electoral" y que buscan "tapar" otras cuestiones, aseguró el líder del PNV, Iñigo Urkullu. Por contra, tanto PSE como PP se felicitaron por este nuevo éxito policial contra quienes creen que la violencia es un "mecanismo" para conseguir "objetivos políticos".

Para apreciar la verdadera dimensión de las detenciones de la pasada madrugada hay, según Urkullu, que enmarcarlas en "un escenario electoral para unas elecciones autonómicas". Un escenario en el que, denunció el líder del PNV en declaraciones a Radio Euskadi, al Gobierno de Zapatero no le interesa "que destaquen otras noticias que son también muy importantes para la ciudadanía y que hoy puedan estar en los medios de comunicación".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.