Olmert lamenta "profundamente" la matanza de civiles

Hamas anuncia el alto al fuego y da una semana a Israel para retirarse

A pesar de la tregua, un palestino falleció ayer tras un ataque aéreo israelí contra una zona poblada

Valorar:
Nunca vista
preload

Muertes. Las autoridades palestinas cifran en más de 1.300 las víctimas de este conflicto

06-11-2015

OTR-Press    Gaza/Jerusalén
Un día después de que lo hiciera Israel, Hamas anunció ayer el cese el fuego inmediato, al que también se acogerán otros combatientes irregulares en la Franja de Gaza, según confirmó el alto funcionario de la organización militar, Musa Abu Marzouk. El mandatario señaló además, que esta tregua podría extenderse si Israel retira sus efectivos de la zona en el plazo de una semana, una petición que el Ejército israelí concedió durante la misma tarde de ayer, tras iniciar una retirada parcial del territorio palestino. En este sentido, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, anunció la marcha de sus tanques de territorio gazací "cuanto antes", al mismo tiempo que expresó su "profundo pesar" por la muerte de civiles en La Franja. De esta forma Olmert contesta a la críticas por la muerte de un hombre palestino tan sólo seis horas después del anuncio del alto el fuego unilateral, cuando helicópteros israelíes atacaron un grupo de edificios en Gaza en respuesta al disparo de milicianos de Hamas.

El anuncio de Hamas ha cogido por sorpresa a los israelíes, ya que los mandatarios de la organización ya habían rechazado la iniciativa del alto al fuego en varias ocasiones porque decían que no se cumplía con sus condiciones. Sin embargo, finalmente han emitido un comunicado en el que siguen los pasos de Israel declarando el alto al fuego inmediato, aunque con exigencias, como que los tanques vecinos regresen a Tel Aviv en un plazo de siete días. Si este plazo no se cumple volverán a iniciarse ataques desde La Franja.

De esta forma, las autoridades israelíes que primero aseguraban que serían "cuidadosos" por si Hamas torpedeaba "deliberadamente el alto al fuego", han decidido colaborar para llegar a una cuerdo de paz. Sin embargo Olmert mantiene cierta desconfianza, ya que en una declaración institucional antes de cenar con los líderes políticos, aseguró que su Ejército se retiraría "cuanto antes" siempre que pueda tener garantías de que el alto el fuego es "estable".

En su intervención, Olmert trasladó su "profundo pesar" y "dolor", en nombre de las tropas y del pueblo de Israel, por las "víctimas" civiles palestinas que no participaban en actividades terroristas y que se convirtieron en "rehenes de los asesinos de Hamás".
Los datos oficiales situaban ayer por la mañana el número de víctimas en más de 1.200, pero durante la tarde las excavadoras recuperaron hasta 95 cadáveres entre los escombros de la localidad de Beit Lahiya, en el norte de La Franja, por lo que las autoridades han elevado a 1.300 el número de muertos. Mientras, muchos de los que han logrado sobrevivir volvían a cargar sus furgonetas para iniciar el camino de regreso a Gaza en donde podrán comprobar qué ha quedado de sus casas tras los bombardeos.

Reunión política en Egipto
Por otra parte, algunos líderes mundiales se reunieron ayer en Sharm el-Sheikh en un encuentro convocado por el presidente de Egipto, Hosni Mubarak y en el que participan, entre otros, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y los líderes de Alemania, España, Francia, Italia, Jordania, Reino Unido y Turquía.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.